La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado en la mañana del 9 de abril la tercera edición del programa Moves de incentivos a la movilidad eficiente y sostenible, una línea con continuidad hasta finales de 2023 con un presupuesto de inicial de 400 millones de euros, ampliables al menos a 800, cuadriplicando la dotación de la convocatoria anterior. Este presupuesto se podrá seguir reforzando en futuros ejercicios.

Este programa, dotado con los fondos Next Generation, constituye la primera línea de actuación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de movilidad sostenible. “Hemos optado por arrancar con aquellas actuaciones de las que se puedan beneficiar las familias, las pymes, los autónomos y, en definitiva, el conjunto del tejido del país”, explicó la vicepresidenta durante el acto de presentación del Plan Moves III.

Según las estimaciones del Miteco, el programa puede contribuir con más de 2.900 millones de euros al PIB y generar más de 40.000 empleos a lo largo de toda la cadena de valor.

Además, el Plan Moves III mejora las ayudas para infraestructura de recarga para particulares, comunidades de propietarios y pymes, así como para infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida. También establece la obligatoriedad de que los puntos de recarga de acceso público apoyados por el plan estén continuamente disponibles para el usuario y que sean accesibles de forma directa, sin necesidad de registro previo.

Igualmente, esta nueva edición refuerza las ayudas directas para particulares y autónomos. Con el objetivo de acelerar la renovación de la flota y la sustitución de vehículos antiguos y contaminantes, el Moves III subvenciona con un máximo de hasta 7.000 euros para la adquisición de un vehículo eléctrico y con hasta 1.300 euros la compra de una motocicleta eléctrica si el usuario achatarra un vehículo de más de siete años de antigüedad. En caso de que no se achatarre un vehículo antiguo, las ayudas podrán alcanzar los 4.500 euros.

Asimismo, la compra de furgonetas eléctricas se subvencionará con hasta 9.000 euros en caso de que el usuario achatarre su viejo vehículo, y con hasta 7.000 en caso de que no lo haga. Esta nueva edición de Moves también incluye mayores cuantías a los autónomos (taxis y VTC) que compren un vehículo eléctrico que utilicen para trabajar.

Por otro lado, y alineado con la agenda de Reto Demográfico, el programa Moves III proporciona ayudas de un 10% adicional a actuaciones en municipios de menos de 5.000 habitantes, tanto para la instalación de infraestructuras de recarga en estos territorios como para la compra de vehículos por parte de personas que estén empadronadas en ellos. También dota con un 10% extra la ayuda que reciben las personas con movilidad reducida.

Faconauto valora positivamente el lanzamiento del plan

Durante el acto de presentación del plan de ayudas, el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, declaraba que “el aumento de cuantía presupuestaria del Plan Moves III respecto a ediciones anteriores, así como su horizonte temporal, hasta 2023, suponen una hoja de ruta clara a la que todos los eslabones de la cadena de valor del automóvil pueden sumarse e impulsar la electrificación de la movilidad entre los ciudadanos”.

“El diseño del Plan Moves III, fruto de la buena colaboración y el trabajo del sector con el Gobierno, es una apuesta decidida que va a permitir acercar el vehículo electrificado a una mayor base de ciudadanos, al tener una cuantía importante y al contar con un presupuesto amplio que asegura su continuidad en el tiempo. Además, y por primera vez, tiene un enfoque más abierto que nos lleva a pensar que puede ser un revulsivo para el mercado, que sigue sumido en una crisis muy preocupante”, señalaba el presidente de Faconauto.

Respecto a los detalles del plan, la patronal de los concesionarios destaca el que se haya contemplado el achatarramiento de los vehículos más antiguos, asegurando la renovación efectiva del parque móvil y, sobre todo, que se incluyan mecanismos que “premian” aquellas comunidades autónomas que más impulsen este Moves III.

Para Gerardo Pérez, “la participación de las comunidades autónomas es esencial para que sea un éxito, por eso nos parece una buena noticia el que se prime a las zonas donde exista una mayor capacidad de absorción de las ayudas y el que éstas se amplíen automáticamente en aquellas regiones donde antes se agoten. Esperamos que esto sirva para que las comunidades autónomas pongan en marcha cuanto antes el plan en sus territorios, de tal forma que no se creen desigualdades para los ciudadanos en función de donde vivan”.

Asimismo, Faconauto considera muy positiva la ampliación de las ayudas previstas para la instalación de puntos de recarga, algo esencial para un despliegue efectivo de la movilidad electrificada. En este sentido, la patronal destaca que el plan contemple más apoyos a la instalación de puntos de recarga en los municipios de menos de 5.000 habitantes.