El Gobierno tiene previsto presentar el Plan Moves III el próximo 9 de abril de la mano de Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Este plan de incentivos tendrá al menos 400 millones de euros de presupuesto, aunque los fondos podrían aumentar hasta los 800 millones, según informa Faconauto en su página web.

El objetivo de una nueva edición del Moves es alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos para 2023, así como los 100.000 puntos de recarga. Para ello, el Gobierno multiplicará por cuatro -de 100 millones a 400- el presupuesto establecido para avanzar en la movilidad eléctrica e impulsar la electrificación entre los ciudadanos.

Además de los fondos disponibles, será novedad que el presupuesto se repartirá por comunidades autónomas pero se ampliará automáticamente en aquellas regiones donde se agoten los fondos. De tal forma, aunque no se reparta el dinero en función de la demanda, se primará a las zonas donde exista un mayor interés por este tipo de vehículos.

Otra de las pretensiones del Gobierno es que los incentivos a favor de la movilidad eléctrica duren hasta, al menos, 2023.

Por otro lado, Faconauto ha reclamado a la Administración que en la siguiente edición del Moves se tengan en cuenta a los vehículos automatriculados por los distribuidores. “Se deben incluir los miles de vehículos eléctricos automatriculados por los concesionarios (más de 4.000 el año pasado) por imposición de algunas marcas. No están teniendo una salida natural en un mercado tan deprimido”.