Hummel-Formen, marca de ElringKlinger AG ubicada en Lenningen (Alemania), ha desarrollado el primer depósito de aceite del mundo fabricado con material termoplástico para motores con lubricación de cárter seco.

Su depósito, que pesa aproximadamente 2,6 kg., está fabricado con Ultramid A3WG7, una poliamida 66 de BASF con una carga de fibra de vidrio de 35% que es resistente al aceite y al envejecimiento térmico.

 

Como resultado, el depósito pesa unos 59% menos que las construcciones anteriores de soldadura de aluminio o acero y cuenta con un sistema de separación de aceite multifuncional, que se integra en el depósito.

Este complejo componente de plástico se utiliza en el nuevo Mercedes-AMG GT, que se lanzó al mercado en la primavera de este año y es el segundo automóvil que ha desarrollado AMG solo.

El depósito se distingue por su ingeniosa geometría: consiste de diez diferentes piezas de poliamida, desarrolladas por moldeo por inyección, que se han unido con otros 13 elementos adicionales como los sensores, rejillas, tapas y tornillos, para formar un solo componente. Esta unión de componentes se consigue mediante diversos mecanismos de cierre y de soldadura por vibración.

Para optimar la utilización del espacio disponible se pueden integrar muchas funciones diferentes: junto al almacenaje del aceite, este componente se ocupa de la ventilación del cigüeñal que incluye la separación del aceite, facilita el llenado y el cambio de aceite, además de controlar el nivel del mismo y su calidad. También ralentiza el flujo del aceite y realiza un filtrado básico del mismo.

El material utilizado, Ultramid, presenta una elevada resistencia al aceite y a la corrosión, una estabilidad térmica de hasta 180°C (y durante cortos periodos de hasta 240°C) y tanto su vibración como su comportamiento acústico son muy favorables, gracias a su alta capacidad de amortiguación y rigidez.

Esto significa que el depósito de aceite hecho de plástico es bastante más silencioso que sus homólogos de metal. La poliamida PA66 es un material probado y certificado que ofrece la rigidez necesaria para esta aplicación y para soportar las presiones de rotura requeridas.

Thomas Wolf, responsable de ventas técnicas de Hummel-Formen, argumenta que con el nuevo depósito de aceite fabricado con el plástico de BASF no solo renovamos los diseños de aluminio anteriores, sino que optimizamos la estructura del componente, que ahora es más ligero, más silencioso y compacto y se puede instalar en el centro del compartimento del motor, bajo el guardabarros.

"Su estructura interna ha sido refinada con varios elementos y funciones para la separación integrada del aceite, que no habría sido posible con metales", expone a continuación.