“Aquí en Melilla todo es ilegal, qué le vamos a hacer”. Esta es una de las frases de los mecánicos marroquíes ilegales que operan junto a la ITV. Argumentan que se están buscando la vida pero esa actividad están afecta seriamente a los mecánicos melillenses con sus negocios legalmente reconocidos, tal y como recoge un reportaje de CablemelTV.

 

Estos “mecánicos” -muchos de ellos ni lo son- abordan a las personas que salen de la ITV con alguna pieza a reparar por un precio mínimo mientras los establecimientos legales se quedan sin clientes y difícilmente pueden pagar los impuestos y los seguros sociales.

Pocas soluciones ofrece la policía, según los afectados. Se limitan a echarlos en ocasiones muy puntuales pero pronto vuelven a su zona pese a que alguno de estos ilegales nieguen estar trabajando a pesar de haber sido pillados in fraganti. Los dueños de los talleres aseguran que no hay trabajo para todos, temen que si continúa esta situación se vean en la obligación de cerrar sus negocios. Y además, denuncian haber recibido amenazas por parte de estos individuos que, en ocasiones, incluso roban y timan a los que les dejan el vehículo en sus manos. Puedes ver el vídeo pulsando aquí.