La Asociación del Automóvil de Asturias (Aspa) y los diferentes sindicatos rompieron las negociaciones sobre el nuevo convenio del sector de los talleres y concesionarios de vehículos en territorio astur.

 

Las centrales calificaron de "insulto" la propuesta de la asociación empresarial Aspa, que tras más de tres meses de negociaciones plantea congelar el sueldo en 2015 y subirlo un 0,5% en 2016. Al final de ese año se aplicaría el IPC de los dos ejercicios a los más de 4.000 trabajadores del sector.

Los sindicatos, que dan por rotas las negociaciones, analizarán ahora con sus delegados el resultado de la reunión y en los próximos días debatirán con los trabajadores del sector las medidas a tomar.

"Propondremos un calendario de movilizaciones a desarrollar en el transcurso de este mes, porque la propuesta de la patronal es un insulto para los trabajadores del sector", expuso Manuel Pérez Uría, secretario de Política Industrial de CCOO de Asturias.

Por su parte, Javier Campa, secretario de Política Sectorial y Negociación Colectiva de MCA-UGT, reafirma que la propuesta salarial es inasumible, pues "nosotros pedíamos que se tomara como referencia el acuerdo de negociación colectiva, que fija para este año una subida del 1% y para el próximo del 1,5%".

La patronal Aspa había planteado inicialmente un incremento de la jornada laboral - que pasaría de 37,5 a 38,5 horas semanales, por debajo de la media a nivel nacional en el sector - que rechazaron los sindicatos. Parecía que era el principal obstáculo para llegar a un acuerdo, pero en la reunión los responsables de ASPA se mostraron flexibles en ese punto.

Estaban de acuerdo con los sindicatos en crear una comisión para, una vez firmado el convenio, se abordara en cada momento la necesidad de incrementar la jornada y negociar la remuneración. Ese obstáculo se salvó, pero no el de los salarios.

En este sentido, CCOO de Industria de Asturias y MCA UGT considera que este concierto laboral se debe enmarcar dentro de los planteamientos propuestos por Acuerdo Nacional de Negociación Colectiva.

Los responsables de estos sindicatos han recalcado que los 4.000 trabajadores del sector del automóvil de Asturias "han asumido en los últimos años y coincidiendo con la recesión de la economía importantes sacrificios tanto laborales como económicos".

"Hemos actuado con gran responsabilidad en todas las mesas de negociación, asumiendo una realidad negativa cuando era necesario, por lo que ahora entendemos que debemos exigir nuestros derechos con sensatez", subrayan, que no ven "descabellado" que el convenio se firme sobre los planteamientos que se enmarcan en el acuerdo nacional.