Tras la aparición de talleres ilegales en la Comunidad Valenciana, algunos de ellos especializados en réplicas de coches de alta gama, el concesionario de Valencia Seat Levante Motor ha aprovechado la coyuntura para recordar "la importancia" de llevar a cabo las reparaciones en un servicio oficial "que garantice la seguridad y la legalidad de todos", tal y como publica el diario Las Provincias.

Así, Seat Levante Motor recuerda a sus clientes que el acudir a este tipo de talleres clandestinos "supondría la anulación de la garantía del vehículo así como la procedencia indeterminada de las piezas o recambios", poniéndoselo muy complicado a las personas afectadas a la hora de reclamar. Del mismo modo, Seat Levante Motor, el concesionario de Valencia quiere combatir estas acciones y premiar a sus clientes con promociones diversas.
No nos cabe duda de que cualquier acción que suponga luchar contra los talleres ilegales es buena -e incluso necesaria- para el sector. Pero tampoco nos cabe duda de que acciones como esta, en la que apelan a la oficialidad del canal marquista en detrimento del resto, supone "meter en el mismo saco" a los talleres multimarca y a los ilegales y contribuye a generar confusión en el usuario, al identificar al servicio oficial como el único canal válido para realizar reparaciones y revisiones durante el período de garantía, pese a lo estipulado en el Reglamento 461/2010.