La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), en colaboración con la Secretaría de Estado de Comercio y la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), celebró el pasado 11 de marzo un seminario web para analizar las principales novedades en los intercambios comerciales tras la firma del Acuerdo Comercial y de Cooperación entre la Unión Europea y Reino Unido.

En la introducción del webinar, que contó con el apoyo de MotorMeetings by Motortec, Sonia López, presidenta de la Comisión de Comercio Exterior de Sernauto, resaltó que Reino Unido es uno de los socios preferentes de los proveedores españoles de automoción. En 2020, este mercado se posicionó como el cuarto principal destino de las exportaciones del sector, con una facturación de 1.200 millones de euros.

Desde el 1 de enero de 2021, la base de las relaciones entre Reino Unido y la UE es el nuevo Acuerdo Comercial y de Cooperación que establece el marco regulatorio que afecta a ambos mercados. Tras la salida de Reino Unido de la UE, son dos mercados diferentes con marcos regulatorios y legales distintos que pueden derivar en barreras arancelarias y no arancelarias.

Para conocer de cerca las implicaciones del nuevo acuerdo comercial, María Luisa Nuño, consejera técnica de la Subdirección General de Política Arancelaria y de Instrumentos de Defensa Comercial de la Secretaría de Estado de Comercio, explicó los principales elementos del Protocolo de Origen, cuyo objetivo principal es establecer criterios de origen para el acceso preferencial a los mercados europeo y británico, de tal forma que sólo las mercancías que cumplan con las reglas de origen establecidas en dicho acuerdo podrán beneficiarse de la exención de aranceles y contingentes. Al respecto, destacó la relevancia de las normas específicas de producto, que determinan la transformación suficiente del producto.

Por su parte, Nerea Rodríguez, subdirectora general de Gestión Aduanera, Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, comentó las cuestiones más relevantes respecto a las formalidades aduaneras, las cuales han experimentado modificaciones en términos de gestión documentaria ya que el Reino Unido tiene la consideración de tercer país y, en consecuencia, eso ha afectado tanto a los trámites administrativos en aduana como a los controles en frontera. Además, Rodríguez destacó que el importante papel que juega Reino Unido desde el punto de vista de la exportación, posicionando en segundo lugar al sector automovilístico entre las principales declaraciones de valor.