Las inspecciones técnicas de vehículos evitan al año 170 víctimas mortales, cerca de 11.000 heridos de distinta consideración y al menos 11.000 accidentes de tráfico. Son datos del estudio "Contribución de la ITV a la Seguridad Vial 2012", realizado por el Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque Santo Mauro (ISVA), de la Universidad Carlos III de Madrid y patrocinado por la Fundación Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil (FITSA) y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Estas han sido las conclusiones más llamativas tras la evaluación por parte del ISVA de las inspecciones técnicas de vehículos realizadas en 2011. Se inspeccionaron 14.858.585 vehículos, de los que un 19,2% (2.864.070) fueron rechazados.
El estudio también pone de relieve el impacto que tiene para la Seguridad Vial el hecho de que una quinta parte del parque automovilístico español no realice sus inspecciones obligatorias. Si el 20% de los vehículos que no acuden a las Inspecciones Técnicas de Vehículos lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 7.100 accidentes, cerca de 7.000 heridos y 110 muertes adicionales.
En datos económicos, la Inspección Técnica de Vehículos ahorra 300 millones de euros al Estado por las víctimas mortales, heridos y accidentes evitados. La cifra podría alcanzar los 500 millones en el caso de que el 20% de vehículos absentistas pasaran las inspecciones, según el estudio de la Universidad.
Los vehículos de mayor antigüedad presentan mayor número de defectos en todos los tipos de vehículos analizados (turismos, ciclomotores, motocicletas y vehículos de transporte de mercancías ligeros), por lo que se puede afirmar que estadísticamente son vehículos más inseguros. Además, son los menos respetuosos con el medio ambiente y los que registran mayor grado de absentismo en la inspección periódica. En los vehículos de mercancía ligeros se hace más patente su inseguridad, teniendo en cuenta que en este tipo de vehículos el apartado de luces, neumáticos y frenos es el que acumula mayor porcentaje de defectos graves.