El Salón del Vehículo de Ocasión, que organiza Ifema y promueve Ganvam, celebrará una nueva edición del viernes 24 de mayo al domingo 2 de junio próximos, en Madrid, estableciendo unos rigurosos estándares de calidad a los coches que expondrán las marcas. Para ello, cuenta de nuevo con la colaboración de la consultora independiente Atisae, que se encargará de realizar las revisiones previas a los automóviles.

Dichos controles aseguran a los potenciales compradores que acudan a la Feria, la garantía de un vehículo en condiciones. Para ello, se prevé la aplicación del Programa Atisae Calidad 10, un protocolo que atiende al cumplimiento de unos criterios de seguridad y estética y un adecuado mantenimiento de la mecánica del vehículo. Algunos de los puntos que se vigilan especialmente son el reglaje de faros, posibles reparaciones de chapa o pintura en carrocería, la suspensión y los neumáticos, reparaciones de soldadura defectuosas, o golpes estructurales que determinan el rechazo automático del coche que lo ha sufrido.
En lo que se refiere al motor, se realizan las oportunas pruebas de emisiones contaminantes y se evalúan aspectos como paradas de motor o ruidos anormales, los frenos (por ejemplo, la pérdida de presión de los mismos tienen como consecuencia el rechazo del vehículo), la holgura en la dirección y la pérdida de líquidos, entre otros aspectos.