Toyota Motor Corporation (TMC) realiza una llamada a revisión de su modelo híbrido Toyota Prius de tercera generación - unos 16.000 vehículos -, para actualizar el software de la Unidad de Control Electrónico (ECU) del inversor.

Indicar, en este sentido, que el inversor transforma la corriente continua en alterna para poder hacer funcionar el motor eléctrico y viceversa.

Se ha detectado la posibilidad de que se produzca un sobrecalentamiento de los transistores de la Unidad de Control Electrónico del citado inversor.

En el hipotético caso de producirse dicho sobrecalentamiento, si se llegase a deformar el transistor, podría suceder que el vehículo pasase a funcionar en modo de ‘conducción de seguridad' (‘fail safe mode'), encendiéndose un testigo en el cuadro de instrumentos y reduciendo la potencia, aunque puede seguir circulando hasta un punto de estacionamiento o servicio.

Jacques Pieraerts, presidente de Toyota en España, expresó que “en línea con nuestro compromiso de Tolerancia Cero y Total Transparencia, hemos tomado la decisión de realizar esta acción preventiva para mejorar, sin coste alguno para nuestros clientes, el software de la unidad de control eléctrico”.

“Para compensar a nuestros clientes por cualquier posible molestia derivada de esta situación, nuestros concesionarios ofrecerán también una inspección gratuita de 20 puntos clave del vehículo”, aclaró seguidamente. 

Las unidades potencialmente afectadas en España son 16.000. A partir de ahora se procederá a comunicar la medida a los clientes, una vez que ya se ha informado a las autoridades competentes.

La intervención consiste en la reprogramación del software de la unidad de control electrónico. Esta intervención, como mencionamos anteriormente, estará exenta de cargo alguno.

Toyota España recomienda a aquellos clientes que quieran ampliar la información, que contacten con el Centro de Atención al Cliente de Toyota en el teléfono 902 337 000.