Se trata la segunda llamada a revisión de vehículos en los dos últimos meses. Esta vez Toyota ha citado a 7,4 millones de vehículos en todo el mundo por posibles problemas en los elevalunas eléctricos de los automóviles.


La llamada a revisión afecta a Yaris, Corolla, RAV 4 y Camry. En total 1,39 millones de coches en Europa, 2,4 millones en USA, y 1,4 millones en China.
En España la compañía revisará 80.497 unidades de los modelos Yaris, Corolla, Auris y RAV 4 fabricados entre septiembre de 2006 y diciembre de 2008.
Toyota admite que el uso continuado del pulsador del elevalunas delantero, ubicado en el panel de mandos de la puerta del conductor, puede provocar bloqueos e incluso ocasionar la emisión de humos. Aun así, Toyota deja claro que este problema no ha causado aún ningún accidente.
A finales de 2009 y principios de 2010, Toyota revisó 8,7 millones de vehículos en todo el mundo por un defecto en el pedal de acelerador.