El fabricante de vehículos japonés Toyota Motor ha llamado a revisión a unas 625.000 unidades de coches híbridos en todo el mundo por un fallo de software que puede llegar a reducir el poder motriz del vehículo hasta hacer incluso que se detenga.

 

Según la firma, la avería, que afecta a unidades fabricadas entre mayo de 2010 y noviembre de 2014 de los modelos Prius y Auris híbrido, no ha provocado ningún accidente ni lesiones para los ocupantes de los vehículos.

Del total de 625.000 unidades afectadas, unas 120.000 se comercializaron en Norteamérica, unas 340.000 en Japón, 5.000 en África y otros mercados y alrededor de 160.000 en Europa. Entre estas últimos, por otro lado, se han visto afectadas 12.639 unidades en España, indican desde Toyota: 11.619 del Auris Hybrid y 1.020 del Prius .

De acuerdo a la explicación que han dado desde Toyota, la actual configuración de software de estos coches puede provocar un recalentamiento de unos transistores. Si estos resultan dañados puede provocar, en primer lugar, el encendido de varias luces de aviso en el salpicadero.

En la mayoría de los casos el vehículo entraría en un 'modo a prueba de fallos', lo que reduce la fuerza motriz del coche y permite conducirlo solo por una distancia limitada. En el caso más extremo, explica Toyota, el sistema híbrido se desactivaría y el automóvil se quedaría parado.

La firma nipona ha explicado que los vehículos afectados deberán ser llevados a los concesionarios en los que fueron adquiridos, donde se les actualizará el software, en una operación que lleva aproximadamente unos 30 minutos.