La Federación de Industria, Construcción y Agro de la Unión General de Trabajadores (UGT FICA) ha reclamado en un comunicado que se cumpla el protocolo de actuación sectorial elaborado por Faconauto, en el que se recomienda, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, “el cierre de todas las instalaciones de la red oficial de concesionarios dedicadas a la venta y reparación de vehículos en el territorio nacional durante los 15 días naturales que ha establecido el Gobierno en los que se aplicará el estado de alarma”.

Para UGT FICA, el cierre de los talleres es necesario para cumplir con el primer objetivo que ahora mismo tiene la sociedad, que es frenar la expansión del coronavirus y evitar muertes. “A este respecto, la Federación ha valorado positivamente que los concesionarios hayan primado, al adoptar esta decisión, salvaguardar en todo momento la seguridad de sus trabajadores, así como la de sus clientes”, indica el sindicato en el mismo comunicado.

UGT FICA también considera “necesaria la recomendación realizada por Faconauto para que los concesionarios pongan en marcha un servicio y equipo de urgencia, con un número de teléfono habilitado a tal fin, para prestar soporte sólo a servicios de reparación y mantenimiento, por considerarlos prioritarios para sectores clave durante la crisis como son el del transporte y logística, el sector agrícola y el sanitario”.