En Cataluña se producen más de un millón de averías anuales, lo que representa que cada día cerca de 3.000 conductores solicitan un servicio de asistencia mecánica. La mayor parte de las intervenciones, un 86,7%, se realiza en zonas urbanas, en vías rápidas son un 9,9% y en zonas interurbanas un 3,3%, indica un exhaustivo estudio del RACC que recoge cifras del pasado 2014.

 

Asimismo, el 50% de los vehículos catalanes tienen una antigüedad superior a los diez años, un factor fundamental de cara al número de averías, pues el 65% de las asistencias que realiza el Club corresponde a vehículos de más de 8 años.

El mismo informe concluye que en los vehículos de menos de cuatro años las averías eléctricas (que son las que se producen en mayor número) y de motor son menores, debido a que la batería y la mecánica interna se encuentran en buen estado.

En estos vehículos las averías se relacionan más con la manera de conducir y con las distracciones: ruedas pinchadas, errores de combustible (diésel por gasolina o al revés), vehículos bloqueados, etc.

Sin duda, prevenir es importante para no encontrarse con sorpresas desagradables, por lo que durante toda la vida del coche se deben seguir al pie de la letra las revisiones. Los coches modernos avisan con el ordenador de abordo cuándo debes acudir al taller, pero mejor tener cuenta que las revisiones suelen ser cada 15.000 km., aproximadamente.