La Guardia Civil ha descubierto un taller mecánico irregular que operaba en la localidad de Ciudad Rodrigo, aunque lo más llamativo es que se trata de la segunda vez en el plazo de un año que el titular del taller ha sido descubierto cometiendo los mismos hechos, informa el periódico La Gaceta de Salamanca.

El Seprona de la Guardia Civil de Salamanca llevó a cabo inspecciones en la provincia durante el mes de mayo, en el marco de la primera fase del Plan de inspección de talleres mecánicos. En esta investigación, el Seprona descubrió un taller ubicado en Ciudad Rodrigo que realizaba su actividad careciendo de cualquier autorización municipal o autonómica, además de ser detectadas numerosas irregularidades, entre otras, una mala gestión de residuos.

Como consecuencia de la fase de evaluación del plan, las autoridades tuvieron conocimiento de que el titular del taller irregular, que se encontraba aparentemente cerrado, seguía realizando trabajos, por lo que, según indica el periódico salmantino, se establecieron servicios encaminados a detectar si el cese era definitivo o se había trasladado la actividad para eludir la acción inspectora.

En consecuencia, se ha constatado que el taller seguía operando en otro punto de Ciudad Rodrigo, por lo que se coordinó un dispositivo de inspección materializado el pasado 8 de noviembre, en el que, además de Guardias Civiles del Seprona de Salamanca, participaron la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y miembros de la Policía Local, descubriendo que el taller carecía de cualquier tipo de autorización administrativa.