La venta de vehículos seminuevos sigue teniendo un peso importante en el mercado automovilístico español y ya representan el 22% del total del mercado. Tal es la acogida de este tipo de vehículos que solo durante el primer trimestre del año, sus ventas en España aumentaron un 30,7%, acumulando un total de 551.108 unidades vendidas, situándose como la categoría con mayor crecimiento de este ámbito, con una subida del 66,9%.

A pesar de que entre los meses de enero y marzo la relación de ventas de vehículos de ocasión alcanzó un valor de 1,8 por cada coche nuevo vendido, la mayoría de los españoles sigue prefiriendo comprar un coche nuevo antes que uno de ocasión. Así, según el ‘IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente', realizado por Rastreator.com, el 71,6% de los conductores afirma que a la hora de adquirir o cambiar de coche prefiere que sea nuevo.

En este sentido, los adultos de entre 55 y 65 años son los que mayor predilección tienen por los coches nuevos sobre los seminuevos, como afirma un 78% de ellos, difiriendo hasta en 15 puntos porcentuales con los jóvenes de entre 18 y 24 años (63%), los que más oportunidades darían a los vehículos de ocasión.

Según datos del estudio de Rastreator.com, un 34,8% de los españoles está pensando cambiar de coche durante este año. Comprar un vehículo nuevo puede suponer un desembolso importante para sus bolsillos, llegando a alcanzar los 16.700 euros de media en España, según datos de la Agencia Tributaria. Resulta evidente que este coste suele ser muy superior al de adquirir un vehículo de ocasión, y es precisamente ahí donde reside el valor de estos para los españoles.

En esta línea, los kilómetro cero se postulan como la mejor opción para los conductores que quieren ahorrar en la adquisición de un vehículo, tal y como afirma un 82,3%. Del mismo modo, los coches de segunda mano también son una buena opción para ahorrar, considerada así por un 63,3% de españoles.

De nuevo, es posible observar diferencias generacionales en la valoración de este tipo de vehículos. Así, los mayores de 55 años se decantan en mayor medida por los kilómetro cero para ahorrar (86,2%), mientras que los jóvenes de entre 18 y 24 años lo hacen por los coches de segunda mano (72,9%).