Los vehículos de empresa o flota suelen tener un uso más intensivo que los privados. A esto hay que añadir el aumento de trabajo que muchos sectores están desempeñando durante la pandemia, como el transporte de mercancías, de reparto y otros servicios, como de limpieza o sanidad. Desde Norauto han percibido un incremento de visitas al taller de este tipo de vehículos, tanto para revisiones como para reparaciones.

“Hemos notado que estos vehículos dedicados al reparto y a otro tipo de servicios esenciales están haciendo más kilómetros y, por lo tanto, acuden más a nuestros autocentros. Se trata, sobre todo, de mantenimientos programados o sustitución de piezas por desgaste. Una gran parte se basa en revisiones que conllevan aceites y filtros, y otra gran parte en neumáticos y frenado”, afirma Alberto Pavón, responsable de Norauto PRO, servicio especializado para el mantenimiento y gestión de flotas de vehículos de empresas, pymes, autónomos y entidades públicas.

Acudir a un taller a tiempo es clave para evitar averías mayores y siniestros. Por ello, desde Norauto PRO se recomienda respetar los intervalos y mantenimientos prescritos por el fabricante pero, además, realizar una revisión periódica de lo que se denomina el triángulo de seguridad: neumáticos, frenos y amortiguadores. “Estos elementos son claves en el comportamiento dinámico del vehículo y, por lo tanto, los que pueden vulnerar la seguridad del conductor, ocupantes y terceros en carretera. Su revisión es importante a la hora de prevenir accidentes con todo lo que ello conlleva”, indica Alberto Pavón.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, el 28 de abril, desde Norauto recuerdan que el vehículo es un factor determinante para garantizar la seguridad de sus pasajeros: un total de 20.199 accidentes de tráfico en 2019 tuvieron alguna anomalía en el estado del vehículo.

A esto hay que añadir el empeoramiento de la siniestralidad vial en el ámbito laboral: solo durante el año 2019 se produjeron un total de 77.496 accidentes laborales de tráfico, el 11,9% del total de siniestros de trabajo. Se trata de la cifra más alta desde 2008, cuando se contabilizaron 81.840 accidentes laborales de tráfico. Precisamente, la mayor parte de estos siniestros durante la jornada laboral se produjeron en el sector de actividades postales y de correos, así como en transporte terrestre.