Apcas celebró el pasado 7 de noviembre su Asamblea General de forma virtual, un acontecimiento más que, según la asociación pericial, “diferencia el transcurso de un año atípico” y que supone “un hecho histórico” en los más de 50 años de vida de la organización. Así lo manifestó su presidente, Fernando Muñoz, quien no dudó en poner a disposición de los asociados todos los recursos de Apas a partir del 15 de marzo en pleno Estado de Alarma.

En el informe que presentó a la Asamblea, Muñoz dio cuenta de las más de cien comunicaciones que emitió la asociación entre marzo y junio, con el fin de que los asociados estuvieran informados, y el incremento de cursos online a través del Ceaps, tanto para asociados como para peritos no asociados. “Una de las cosas que hemos aprendido es que somos los dueños de nuestro destino. Nos hemos dado cuenta de lo fuertes que somos sin la ayuda de nadie, sólo con la solidaridad y la comprensión de nuestros asociados”, afirmó el presidente de Apcas.

La digitalización ocupó también una parte importante de su intervención. Además del destacado papel que está teniendo la videoperitación, Fernando Muñoz mencionó el XT50, “buque insignia” de la asociación, que ha servido para tramitar 130.000 expedientes a lo largo del año 2019, una cifra que llegará a los 180.000 a finales de 2020.

Uno de los proyectos que están sobre la mesa con respecto a esta plataforma digital de Apcas Data es la posibilidad de hacer informes a medida, así como el inicio del estándar de comunicación EIAP entre las aseguradoras y los gabinetes periciales, lo que supondrá “un antes y un después en nuestra vida digital”.

Sin embargo, el presidente de la asociación lamentó la ralentización de la puesta en marcha de la certificación profesional debido a la pandemia, si bien manifestó que “no nos rendimos y saldrá adelante”, ya que “es un pilar importantísimo para la asociación a la que queremos llegar”.

Otro factor fundamental para construir el Apcas del futuro más inminente es la elaboración de unos nuevos estatutos que serán aprobados en la Asamblea Extraordinaria, que se celebrará el próximo 28 de noviembre. De esta forma, “conseguiremos una asociación menos presidencialista, más abierta y menos alejada de términos como incompatibilidad o intrusismo. Los peritos modernos debemos ser mucho más compatibles e intrusos en otros mercados, no tener miedo y entender que no hay que temer que otros entren en el nuestro. Debemos ser valientes”, concluyó Muñoz.

La celebración del congreso cuatrienal que se ha emplazado a octubre de 2021 servirá para poner de manifiesto que “se abre la era del perito”. En los próximos diez años, el presidente de Apcas cree que “asistiremos a una profesión moderna con profesionales digitalizados, bien formados y certificados que participarán en el mercado del seguro y en otros muchos mercados”. Según Fernando Muñoz, “estamos abriendo una época brillante para nuestra asociación porque el trabajo que hemos hecho durante todos estos años nos llevará a un lugar nuevo y mucho mejor a pesar de las incertidumbres”.