La sustitución de un panel o paño de puerta es una tarea de cierta frecuencia en el taller de carrocería. A pesar de ello, no todos los paños de puerta disponen de recambio, ya que las puertas de aluminio, o determinadas marcas o modelos, no incluyen este despiece. Además, cuando el daño se extiende al bastidor de puerta, y la reparación es más costosa que la sustitución, se procede directamente al cambio de la puerta completa.

Así lo destaca un artículo técnico de Loctite, publicado en su Blog Ruta 401, en el que indica que, antes de iniciar el proceso de sustitución, se ha de consultar la documentación técnica para identificar con precisión los sistemas de fijación que integra el panel. Con ello, se podrá actuar sobre los mismos de la forma adecuada para evitar que se generen daños innecesarios.

De forma general, los paños de puerta integran los siguientes sistemas de fijación: unión plegada o engatillada combinada con adhesivo estructural a lo largo de todo el perímetro del panel; y soldadura por puntos de resistencia en determinados zonas del panel.