Las conclusiones del proyecto 'Prevención de riesgos en cabinas de pintura', realizado por el Área de Medio Ambiente y Prevención de Riesgos Laborales de Asetra, Asociación de Talleres de Madrid, se presentaron el pasado viernes.

Señalar que el plan se ha llevado a cabo en colaboración con el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST), dependiente de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid.

Tras un análisis detallado de la situación de la prevención de riesgos laborales en los talleres de pintura madrileños, los resultados se valoran como muy positivos.

"Año tras año, y ya llevamos casi diez años realizando proyectos específicos para el taller en materia de PRL, detectamos una mayor concienciación por parte de empresarios y trabajadores", remarcó Víctor Rivera, secretario general de la entidad.

Los talleres madrileños sacan buena nota a la hora de valorar el uso de mascarillas, la buena adecuación de los boxes de pintura y el marcado CE de las cabinas. El punto más débil es el registro documental de las acciones preventivas que, sin embargo, efectúan correctamente.

El proyecto, desarrollado a lo largo de la segunda mitad del año, se centró en la promoción de buenas prácticas en las áreas dedicadas a efectuar reparaciones de chapa y pintura.