Autobrillante ha querido felicitar las fiestas y el nuevo año a sus clientes recordando los hitos más significativos ocurridos durante 2019 en el mercado de la posventa de nuestro país. En 2019, la empresa ha ayudado a sus clientes a mejorar los resultados de su trabajo y a aumentar la rentabilidad de sus empresas, con productos y equipamiento de marcas como Colad, Hamach, Ronin o Autoglym.

Durante 2019, Autobrillante impulsó el sistema de pintura Colad Snap Lid de vasos desechables. Según destaca la compañía, su uso ahorra productos y tiempo en el taller, ya que evita el desperdicio de pigmentos sobrantes de las reparaciones, minimizando la necesidad de disolventes y agua para la limpieza de las tazas, además de acelerar el proceso de mezcla con las nuevas varillas Turbomix Paintsaver.

Entre lo más destacable del año, la empresa también hace hincapié en el desarrollo del Programa de Productividad de EMM, que Autobrillante difunde por los talleres de toda España. Se trata de un sistema que establece procedimientos de trabajo únicos y estandarizados a lo largo de todo el proceso de pintura. En todos los pasos, tanto las herramientas a utilizar como los consumibles están definidos y tasados, sin que puedan ser modificados “sobre la marcha” por los operarios. El control de todo el proceso de producción del taller en el área de pintura supone saber, en todo momento, si se están malgastando productos, consumibles y recursos que reducen la competitividad del taller.

Sin embargo, el mayor impacto mediático se produjo hace pocas semanas en relación con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) y el manifiesto de toma de postura de Autobrillante. El director general de Autobrillante, Santiago Castillo, reafirmaba el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y el respeto medioambiental “no como una moda o una mera herramienta de marketing, sino con hechos concretos tanto en nuestro catálogo de productos como en los servicios que prestamos a los talleres”.

Como muestra, las recientemente presentadas fundas para asientos de plástico reciclado post-consumo 70% se pueden reutilizar más de cuatro veces, mientras que la nueva gama de fundas Blue Sea son reutilizables más de 20 veces.