El protocolo de limpieza y desinfección de Autobrillante consiste en una solución completa en cinco pasos para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes del taller. Ya ha comenzado a aplicarse en multitud de talleres que han abierto sus puertas como consecuencia de la vuelta al trabajo de actividades no esenciales, decretada por el Gobierno desde el pasado 13 de abril.

Según señalan en la empresa, “este protocolo de limpieza y desinfección es económico, fácil de implementar y seguro para clientes y trabajadores, por lo que será un cambio sistémico que se hará permanente en los mejores talleres, incluso en el futuro, cuando pase esta crisis del coronavirus”.

  • En el paso 1 del protocolo estándar de Autobrillante, se recoge el equipamiento de protección requerido por el personal de recepción y asesores de servicios, que consiste básicamente en el uso de mascarillas y guantes.
  • En el paso 2 se realiza una limpieza en profundidad con el desinfectante G3 de las superficies de contacto del vehículo: pestillos de apertura de la puerta del conductor, el volante, las palancas del cambio y el freno de mano, el salpicadero, el cinturón de seguridad y su dispositivo de anclaje. La limpieza deberá realizarse frotando las superficies con una bayeta desechable previamente pulverizada con el desinfectante G3.

Para las tapicerías, tanto de tela como de cuero, Autobrillante recomienda el Limpiador de interiores de Autoglym, que mejora las recomendaciones de las autoridades sanitarias de limpiar con agua y jabón. Asimismo, los cristales se pueden desinfectar con el G3 y, seguidamente, el Limpiador multiusos de Autoglym proporcionará un acabado brillante y perfecto.

  • El paso número 3 estipula las operaciones para proteger el vehículo durante su estancia en el taller: instalar fundas de asiento, cubrir el volante, la palanca de cambios y el freno de mano. Para todas ellas, Autobrillante dispone de un amplio catálogo de productos, como las fundas ECO de un sólo uso para asientos, fabricadas con un 50% de material reciclado. Completan la oferta las alfombras de protección de piso en papel reciclado, los cubrevolantes con goma o de film en rollo, así como las bolsas-block para la protección de la palanca de cambios y el freno de mano.
  • Ya en el paso número 4 se recoge la protección de mecánicos, pintores y demás profesionales que intervienen en la reparación. En este área, Autobrillante dispone de un porfolio de guantes de nitrilo, látex, vinilo, super-flex, neopreno o cuero, todos ellos diseñados para cada labor.
  • Finalmente, el paso 5 del protocolo de Autobrillante, antes de entregar al cliente su vehículo, establece la desinfección de las zonas de reparación con G3, así como un lavado de la carrocería. Para esta última operación está indicado el TF3 Extra de Autoglym aplicado mediante hidrolimpiadora, mientras que para los túneles de lavado se recomiendan los químicos de Kanor, también distribuidos por Autobrillante.