Carglass España ha realizado unas jornadas informativas para los socios de Apromes, Organización Profesional de carácter nacional con más de 160 corredurías asociadas, con quien mantiene un convenio de colaboración para mejorar el servicio a los clientes asegurados que sufran siniestros de lunas. Este evento contó con la presencia de Javier Gracia-Bernal, presidente de Apromes; David García, regional sales manager de Carglass; y Lola López, responsable territorial de ventas de Carglass.

Durante estas jornadas, se explicó el funcionamiento de los sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS) y la necesidad de que tengan un correcto mantenimiento a lo largo de toda la vida útil del vehículo. Cuando se sustituye un parabrisas hay que desmontar las cámaras del cristal roto y montarlas en el nuevo. Una vez instalados, los sistemas ADAS han de ser recalibrados para asegurar que funcionan con la máxima precisión y proporcionan la información correcta.

En unas pruebas efectuadas por el instituto MIRA se ha demostrado que cuando las cámaras fallan por una mala recalibración, el coche no es capaz de realizar un reconocimiento fiable del entorno y los sistemas de seguridad fallan, lo que puede provocar una colisión o un atropello.

David García también destacó cómo Carglass cuida la atención al cliente y los resultados obtenidos en este campo, con un porcentaje superior al 86% en el índice NPS (Net Promoter Score, por sus siglas en inglés), que mide cómo de probable es que recomiende el servicio a un familiar o amigo.

Otro de los puntos de interés de la jornada ha sido el Club Carglass, una herramienta digital que ayuda a la mediación a gestionar sus siniestros de lunas. Entre sus beneficios están la atención personalizada, la rápida gestión del servicio, el control inmediato de la situación del trabajo y la posibilidad de acceder a un sistema de fidelización para obtener productos y servicios.