Alejandro Nicieza, técnico comercial de Car-O-Liner en España, ha impartido un “fast workshop” durante el Congreso de Faconauto. Con el título “Nuevos materiales en la reparación de carrocería y equilibrado de ADAS después de la reparación de carrocería”, Nicieza resumió cómo los talleres ahora se enfrentan a la reparación de daños en la carrocería en un contexto de vehículos cada vez más tecnológicos, empleo de nuevos materiales y necesidad de equipamiento adecuado y formación.

Así, el ponente explicó cómo los nuevos objetivos globales de los constructores de vehículos, centrados en la reducción de emisiones y la seguridad, les han llevado a diseñar vehículos más ligeros, incorporar nuevos materiales en la carrocería -como aceros de diversas resistencias, aluminios de distinto tipo, plásticos, fibra de carbono, etc.- y nuevos elementos de unión, como remaches de diversa tipología o adhesivos.

Ello implica nuevos retos para el taller en la reparación, ya que estos nuevos materiales, además, cuentan con una gran ingeniería y diseño, ya que están pensados para la correcta distribución del impacto si ése se produce. “Estamos reparando coches con mucha tecnología, con aceros que salvan vidas. Y tenemos el compromiso de repararlos con las mismas condiciones seguridad. El operario tiene que tener la formación para hacerlo. Y contar con equipo adecuado”, explicó Nicieza.

Por ello, se recomienda seguir puntualmente las indicaciones del fabricante, que son cada vez más extensas: los adhesivos estructurales que hay que poner, dónde se colocan los remaches, qué diámetro de broca, dónde hacer los agujeros, cuáles son los remaches a utilizar... “La reparación no está basada en la experiencia, sino en la documentación”, señala.

Para finalizar, el ponente recordó algunos de los equipos que Car-O-Liner pone a disposición del profesional para ayudarle en estas reparaciones, como bancadas de medición, medidores y galgas, equipos de soldadura Mig/Mag, máquinas de soldar por puntos de resistencia, remachadoras o equipamiento específico para reparar aluminio, entre otros.