Aunque la cinta de aluminio siempre tiene esa aura de solución provisional y poco convincente, desde el Blog Ruta 401 de Loctite nos apuntan en un artículo que, en la actualidad, ya existen productos de gran calidad y que se utilizan para muchos trabajos de reparación o modificación de vehículos. Principalmente, la cinta de aluminio se suele utilizar en el taller con las siguientes funciones.

- Como protección. Puede ser usada para aislar determinadas zonas de agentes externos, por ejemplo, para cubrir zonas interiores del coche a la hora de realizar el proceso de pintura.

- Función selladora. En este caso, su principal aplicación se basa en el sellado del interior de las puertas del vehículo, permitiendo así aislarlo del polvo, la humedad o la temperatura del exterior.

- Como aislante sonoro. Se suele utilizar principalmente en el salpicadero, para evitar los ruidos producidos por los componentes plásticos del airbag, y también en el interior de las puertas de los vehículos. Ofrece un gran poder aislante con solo recubrir el 10% de la superficie.

- Función identificadora. La cinta de aluminio se puede utilizar, por ejemplo, para fijar la identificación del airbag o la etiqueta de la caja de fusibles, pequeñas identificaciones que no conviene fijar con otros selladores.

- Como elemento de unión. Uno de los usos más habituales de esta cinta es para unir elementos plásticos como el poliuretano o el polipropileno, elementos que están muy presentes en los salpicaderos de los vehículos. También sirven para unir elementos plásticos y de tela del interior del coche, como por ejemplo los paneles de tela a las puertas. Otras cintas de aluminio permiten unir elementos externos del coche, como el retrovisor a su base.

Por tanto, la cinta de aluminio es una gran solución para esos pequeños trabajos para los que no es recomendable usar otro tipo de selladores en base a agua o de spray, o para sacarnos de pequeños apuros en el día a día. Igualmente, la cinta de aluminio, por su gran poder adhesivo y aislante, también puede ser utilizada para recubrir, proteger y/o agrupar piezas, instrumentos o maquinaria que necesiten estar a salvo de gases, líquidos o suciedad.