La salud, seguridad y medio ambiente pueden plantear problemas a la industria de repintado. La legislación sobre la gestión de residuos se actualiza constantemente, y la necesidad de las marcas de pintura de apoyar a sus talleres de pintura es mayor que nunca.

Los principales valores de Cromax, anteriormente conocida como DuPont Refinish, se reflejan en el apoyo a la gestión de residuos que la marca ofrece a sus talleres de pintura y pintores.

Cromax ofrece soluciones a todos sus talleres, ayudando a reducir el impacto de sus pinturas sobre el medio ambiente.

La clave de Cromax para la gestión de los residuos de producto es 16,30, un coagulante que separa los pigmentos de los restos base agua, lo que permite el reciclaje seguro de cualquier líquido restante.

Añadiendo simplemente el polvo al agua contaminada y mezclándolo durante unos diez minutos, los pintores verán las partículas sólidas separadas del agua y asentadas. El proceso se completa cuando el agua residual se ve perfectamente clara. Entonces, el pigmento residual debe ser filtrado y eliminado como desecho químico.

La formación también es vital cuando se trata de la eliminación de residuos. Cromax, en este sentido, se compromete a brindar asistencia a los talleres para cumplir las leyes locales y europeas relativas a salud, seguridad y medio ambiente.

Los talleres de Cromax tienen acceso a servicios de información y asesoramiento en materia de salud y seguridad - incluyendo responsabilidades legales y sociales para los empleados y el medio ambiente - y a los beneficios prácticos de usar los métodos de trabajo más adecuados.

Daniel Aznar, Director de Cromax España, expone que "el respeto por el medio ambiente es uno de los valores fundamentales de la marca, por lo que nos esforzamos por ofrecer productos más eficientes, servicios y consejos para que nuestros talleres cumplan con las normas de gestión de residuos".