Los consumidores exigen cada vez mayor rapidez y demuestran menos paciencia, como resultado de las constantes innovaciones tecnológicas. En todos los sectores industriales, existe una clara demanda de servicios más rápidos y mejores por parte de los clientes. Un estudio reciente revela que el 79% de la gerencia cree que los consumidores son más impacientes que antes y son capaces de irse si no obtienen lo que quieren cuando establecen el primer contacto con una marca.

Kevin Torfs, Brand Manager de Cromax para la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA), explica que “en el actual mundo a la carta, la tecnología ha establecido la creencia de que todo sucede rápidamente. La investigación de Google demuestra que el 40% de los clientes abandonarán una página web si tarda más de tres segundos en cargarse, por lo que se puede decir que las personas son más impacientes que nunca y que las compañías necesitan ajustar su oferta de productos y servicios en consecuencia”.

En vista de la situación, la creciente impaciencia de los clientes podría parecer una tendencia negativa, pero tiene implicaciones importantes y ofrece oportunidades interesantes para los talleres. “Hoy en día, las herramientas y sistemas de Cromax que permiten ahorrar tiempo, materiales y energía también ayudan a impulsar la productividad más que nunca y permiten a los gerentes de los talleres sacar provecho de la demanda de los clientes de unos plazos de entrega más rápidos en las reparaciones de vehículos. Asimismo, nuestro avanzado sistema digital de gestión del color, ChromaConnect, también contribuye a que los talleres puedan incrementar su eficiencia a través de la tecnología digital. Lo importante es que la comodidad y la rapidez serán las que finalmente otorguen una ventaja competitiva a los talleres”.

Si los talleres identifican dónde pueden mejorar su rendimiento, serán capaces de impulsar su productividad al mismo tiempo que satisfacen la necesidad de rapidez en sus clientes. “Con el sistema adecuado de productos Cromax, las posibilidades de sacar partido de la impaciencia de los clientes son infinitas, independientemente del tamaño de la reparación”, comenta Torfs.

Para los trabajos que implican pequeños daños en el vehículo, las reparaciones de una pequeña zona se pueden realizar con técnicas especiales que aceleran el proceso de reparación. Estas reparaciones brindan a los talleres la oportunidad de beneficiarse de los trabajos de retoques y proporcionan un servicio de calidad a sus clientes en poco tiempo. El sistema Ultra Productivo permite a los talleres no sólo reducir los residuos y optimizar su flujo de trabajo, sino también conseguir una mayor eficacia e incrementar los márgenes de beneficio.

Para trabajos de reparación de pintura de mayor envergadura, el sistema Ultra Performance Energy de Cromax se puede utilizar en un plazo de tiempo más corto: en 36 minutos se puede repintar una pieza de un vehículo. “Incluso si un taller opta por un secado completamente al aire para una reparación, el tiempo total del proceso es de sólo 74 minutos, y aún así permite obtener un resultado excelente”, explica Torfs.

Para el responsable, “la única manera de mantenerse en el negocio e incrementar la rentabilidad es entender qué quieren los clientes y determinar cómo dárselo. Ellos ponen el listón muy alto con expectativas de unos plazos de entrega rápidos, pero ChromaConnect y nuestros productos y herramientas están ahí para ayudar a los gerentes de los talleres a satisfacer la demanda”.