La marca Nexa Autocolor y la MoonWalk, el sistema de mezcla automática de pintura de la marca, siguen contribuyendo a la optimización de las salas de mezcla de talleres de toda España. Una de las últimas empresas en disfrutar de las ventajas de la MoonWalk en el área de pintura es Deysa, concesionario oficial Ford en Madrid y Guadalajara, que repara en su taller de chapa y pintura de Alcalá de Henares una media aproximada de 300 vehículos al mes, y cuyo gerente de Posventa, José Manuel Puebla, comparte la experiencia de su equipo con la tecnología de la marca Nexa Autocolor.

deysa2“Apenas llevamos unas pocas semanas con la MoonWalk funcionando en nuestras instalaciones, pero los técnicos especialistas y sus responsables directos ya han percibido importantes mejoras en su trabajo diario. La primera de todas es que hemos conseguido una perceptible mejoría en la dinámica general del taller, pues, por ejemplo, los pintores ya no tienen que prepararse el color/barniz a utilizar en cada intervención, lo cual ayuda a mejorar los tiempos en cada proceso de reparación. De este modo, hemos optimizado tanto los tiempos de cada operación como en el uso de materiales, pues ahora únicamente una persona interviene en la elaboración de las mezclas y eso se nota en el consumo de material, reduciendo sustancialmente el desperdicio de producto”.

De igual forma, Bernardo Valero, jefe de Servicio, pone el acento en otro elemento que considera importante y en el que las mejoras, gracias al uso de la MoonWalk, son evidentes. “En lo que se refiere al impacto en la eficiencia, nuestras primeras impresiones son muy buenas. No obstante, en breve podremos analizar los resultados en profundidad y cuantificar con exactitud cómo hemos mejorado realmente también en este aspecto”.

Otro aspecto donde el gerente de Posventa de Ford Deysa y su equipo han detectado una clara mejoría ha sido en la limpieza de las instalaciones: “Ahora, el box de pintura ha ganado en limpieza e imagen, algo que, como taller oficial, valoramos especialmente”. “En general -concluye José Manuel Puebla-, tanto la dinámica del taller como la mentalidad de los profesionales que trabajan con la MoonWalk, o se benefician directamente de sus ventajas, ha cambiado totalmente, algo que ya se ha notado en las primeras semanas de uso de la máquina”.

Bajo la dirección de Ignacio de Benito, el grupo Deysa atesora más de 30 años de experiencia en el sector de automoción. Sus orígenes se remontan a 1986, cuando se inauguró la primera de sus instalaciones en la Carretera M-300, en Alcalá de Henares (Madrid). En la década de los 90 comienza su expansión geográfica dentro de la Comunidad de Madrid, inaugurando sucesivamente instalaciones en Torrejón de Ardoz, y dos más en Madrid capital, ubicadas en las calles Conde de Peñalver y Ribera del Loira.

Más tarde, el grupo ha dado el salto a Guadalajara, donde abrió en la capital su quinto concesionario Ford. En la actualidad, en sus cinco ubicaciones trabajan 217 profesionales, de las cuales 111 se dedican a la actividad de posventa -31 de ellos en el área de carrocería del centro de Alcalá de Henares-.