El constructor de coches independiente Brutal de Eslovaquia acaba de lanzar el S1, un deportivo insólito que puede circular por carretera y que está tuneado para un mejor rendimiento. En el proyecto colabora el distribuidor eslovaco de Spies Hecker, Color Centrum Vráble.

Marian Lušpai, fundador de Brutal, encontró el Ariel Atom en una visita a Inglaterra, hogar de fabricantes de coches deportivos a pequeña escala. La mezcla radical entre un kart y un automóvil de Fórmula 1 es tan ligera que puede vencer a otros coches con una potencia mucho mayor. Lušpai se decidió de inmediato. “Quería construir un coche exactamente igual: muy ligero, sumamente rápido y totalmente único”, explica.

De regreso a Eslovaquia, Lušpai, ingeniero de formación, empezó a planificar y construir. A día de hoy, casi diez años después, el resultado de su trabajo se puede ver en su taller: el Brutal S1 es un biplaza ligero, con una carrocería de fibra de vidrio, carbono y espuma especial Airex sobre un chasis tubular. Tiene una potencia de 300 CV, un motor Subaru de 2 litros turboalimentado que está colocado detrás del conductor. El vehículo pesa menos de 900 kg y puede alcanzar los 100 km/h en menos de cuatro segundos.

Para el diseño, Lušpai confió en la Academia de Bellas Artes y Diseño en Bratislava (Eslovaquia). El resultado es una carrocería lisa, en forma de cuña, con bordes claramente definidos, puertas en forma de alas de gaviota y una parte trasera inconfundible. El diseño lo realizó Jakub Štarman, un estudiante en ese momento, que ahora trabaja para Škoda.

En la fase de desarrollo, Lušpai estuvo en contacto con el distribuidor de Spies Hecker, Color Centrum Vráble, al sur de Eslovaquia, así que confió a los pintores profesionales el pintado del vehículo. “La idea de Lušpai nos cautivó desde el principio y estuvimos encantados de apoyarle”, declara Marián Pecho, responsable técnico y comercial de Color Centrum Vráble Pecho, quien, junto a su equipo, desarrollaron una solución a medida para este proyecto especial.

El reto más importante era evitar peso añadido debido a la pintura. Con el fin de conseguir el espesor de película mínimo necesario, los pintores profesionales de Color Centrum Vráble utilizaron productos que se pueden aplicar de manera muy eficiente en 1,5 manos, lo que supone un ahorro de material. Lo consiguieron con los siguientes productos de Spies Hecker: Permasolid Aparejo Imprimación HS Vario 5340, Permahyd Hi-TEC Base Agua 480 y Permasolid Barniz HS Optimum Plus 8650.

El color para el prototipo está elegido por motivos pragmáticos. “Elegimos un blanco liso, en vez de un blanco metalizado o perlado, a propósito, porque no queríamos pigmentos de efectos especiales, ya que de este modo los ajustes posteriores en el prototipo son más sencillos. Los logotipos de los patrocinadores también destacan más sobre un fondo de color blanco liso”, comenta Pecho. El resultado ha llamado mucho la atención en ferias comerciales y exposiciones, incluyendo el Salón del Automóvil celebrado en la ciudad eslovaca de Nitra.