La formación realizada por Felipe Pariente, distribuidor de Cromax en Extremadura durante más de 18 años, en el centro de formación Tierra de Barros de Almedralejo (Badajoz) contó con la participación de 12 talleres, en una jornada que se centró en los procesos de reparación optimizados con la pintura de base agua de Cromax.

 

Ricardo Gayoso, formador de Cromax, fue el encargado de impartir el curso personalizado para los clientes de Felipe Pariente. Por su parte, José María Gil, técnico comercial del distribuidor de Cromax en Extremadura, relató que "según los comentarios que hemos recibido, los clientes han valorado esta formación muy positivamente porque aclararon todas las preguntas que tenían y aprendieron conceptos que les pueden ayudar a mejorar la productividad del taller".

La formación siempre ha estado en la filosofía del distribuidor de Cromax y hasta hace tres años sus clientes acudían al centro de formación de Cromax en Peñíscola. Sin embargo, desde que Felipe Pariente posee su centro de formación Tierra de Barros de Almedralejo "el interés de los clientes por la formación se ha incrementado por la proximidad ya que se hace más flexible para los clientes y más fácil de compaginar con su trabajo diario y vida familiar", comentó Gil.

El técnico comercial de Felipe Pariente también resaltó que "ahora garantizamos una formación totalmente personalizada para sus necesidades ya que pintar un coche en Extremadura no es lo mismo que en Castellón por las diferencias climáticas".

La próxima formación que Felipe Pariente ofrecerá tendrá lugar a primeros de noviembre y abordará la gestión del taller en el centro de formación Tierra de Barros de Almedralejo. Además, el distribuidor de Cromax también prevé impartir otra en diciembre.