En el taller de automoción se utilizan pegamentos con mucha frecuencia, ya que los adhesivos se utilizan como sistema de fijación para tareas tan importantes como unión y sellado entre piezas, tanto del motor del vehículo como de la carrocería; pegado de elementos auxiliares de la carrocerías, como molduras o anagramas; y reparaciones de emergencia sobre pequeños elementos rotos, como patillas o tetones.

Sin embargo, no todos los adhesivos son efectivos en las mismas condiciones y superficies. El empleo de un tipo de pegamento u otro depende, en la mayoría de las ocasiones, del esfuerzo que debe soportar (vibraciones, fricción, etc.), de la naturaleza del sustrato sobre el cual se ha de aplicar y también de la temperatura a la que va a ser sometido el adhesivo, el factor en el que se centra este artículo.

Por ello, Loctite analiza en el Blog Ruta 401 algunos de los mejores pegamentos resistentes a altas temperaturas que se pueden emplear en el taller: para uniones y reparaciones instantáneas, para uniones estructurales, para sellado y uniones flexibles.

El artículo completo se puede leer pinchando AQUÍ.