A la hora de pintar un vehículo en el taller, en ocasiones, la falta de tiempo provoca que no se enmascare completamente alguna pieza o que se levante la cinta protectora. Hasta ahora, la solución por la que optaban muchos pintores era la de utilizar las conocidas barras de arcilla o "plastilina", también conocidas como "body clay". Pues bien, Bossauto pone a disposición de sus clientes un sistema que permite no sólo mejorar los resultados, sino simultáneamente añadir protección al vehículo y reducir los tiempos de la operación.

El sistema Nanoskin Autoscrub trabaja rápido y obtiene resultados profesionales gracias a su tecnología de polímeros de caucho. Consta de dos elementos, unos discos especiales que se incorporan a la lijadora orbital tradicional y productos químicos de diversa índole que se aplican para eliminar fácilmente los pulverizados, resina, polvo, agentes químicos y otros elementos que se adhieran a la carrocería.

Las ventajas del sistema de discos son numerosas, ya que no sólo se gana en tiempo y calidad de acabados, sino que, además, si el disco Autoscrub se cae al suelo, se limpia cómodamente con agua sin riesgo que quede polvo o arena en el mismo y pueda rayar la carrocería. Además, el disco se desliza sin esfuerzo (la aplicación debe realizarse sin presionar el disco), lo que permite un manejo fácil y controlado, a diferencia de las barras de arcilla, en las que constantemente se tiene que repasar.

Como complemento a los discos, Nanoskin y Bossauto comercializan el lubricante y desengrasante Glide y el lubricante protector Nano Shock. Glide es un lubricante concentrado para la pintura mientras se desliza el disco Autoscrub, eliminando las impurezas y agentes contaminantes de la carrocería. Además, se puede utilizar en vidrio, cromo y plástico y bastan 10 minutos para aplicarlo en todo el vehículo.

Por su parte, Nano-Shock es una cera protectora. Además de lubricar y proteger, su tecnología avanzada de polímeros hidrófilos permite alisar la superficie del coche, repeler el agua, aumentar el brillo, disipar la electricidad estática y añadir una protección adicional. Asimismo, este producto mejora el brillo de los materiales y repele la suciedad durante más tiempo. En sólo 20 minutos se puede aplicar por toda la carrocería.

La gama de Nanoskin Autoscrub se completa con otros dos productos: Rain y Smooth. Rain es un sellador de vidrio está pensado para ser aplicado en parabrisas y ventanillas, proporcionando un recubrimiento duradero e invisible que repele la lluvia, el aguanieve y la nieve para mantener un alto nivel de visibilidad en cualquier situación. Además, facilita la extracción del hielo, sal, barro e insectos y aumenta la resistencia a los arañazos. Por último, para aquellos pintores que aún no se hayan decidido a probar este sistema, Bossauto comercializa Smooth, un lubricante para la aplicación de las barras de arcilla/plastilina, mejorando el brillo, siendo utilizable en vidrios y plásticos.