Ser o no ser rentable, ésa es la cuestión sobre la que gravita el futuro de los talleres de chapa y pintura. Cada vez más, la eficiencia en la adecuada gestión de las empresas de reparación de automóviles es un factor clave en su propia supervivencia, ya que las rentabilidades actuales del negocio de la carrocería no dejan alternativa a los profesionales.

Por ello es tan importante garantizar la eficiencia del taller, tanto en materia de procesos de producción como de gestión comercial y marketing.

En Nexa Autocolor son plenamente conscientes que la excelencia es el camino por el que quieren transitar junto a sus distribuidores y clientes. De ahí su constante inversión en productos de vanguardia, técnicas de aplicación que garantizan la máxima productividad y en el impulso de las mejores prácticas empresariales. "Las que nos hacen diferentes ante automovilistas y clientes corporativos".

Comprometidos con estos objetivos, y de la mano de su distribuidor en Córdoba, Sevilla y Jaén, Comercial Ríos, el pasado 3 de junio debatieron con un grupo de 20 talleres sobre el contexto actual del mercado y la importancia de identificar las áreas de mejora de sus negocios, en una jornada de trabajo con una gran carga práctica en la que se expusieron conceptos de fácil aplicación en el día a día del taller.

"Los profesionales que integramos los equipos de Comercial Ríos y Nexa Autocolor podemos y queremos ayudar a nuestros clientes en un contexto como el actual, en el que la caída de la siniestralidad, junto a la presión de las aseguradoras y unos automovilistas cada vez más exigentes hacen del mercado de la reparación de chapa y pintura un sector altamente competitivo", afirmó Federico Ríos, responsable de Comercial Ríos.

A lo largo de la sesión de networking, preparada pensando en las necesidades del profesional, los asistentes pudieron conocer de primera mano todo el catálogo de herramientas que Nexa Autocolor, fiel a su apuesta por la innovación eficiente y rentable, pone a su disposición.

Se trata de una propuesta de valor encaminada a ofrecer al taller lo necesario para alcanzar índices de rentabilidad superiores a la media del mercado, garantizando la máxima calidad en los acabados. Como no podía ser de otra forma, la jornada también abordó el capítulo de la correcta gestión del taller, "sin la cual la consecución de los objetivos deseados se vuelve una tarea más que complicada".