Los rayos infrarrojos son una parte del espectro electromagnético, que se utilizan en equipos de secado para el taller porque la conversión de onda corta infrarroja en calor es mejor que los otros sistemas de secado. Así, las radiaciones de onda-corta penetran más profunda y efectiva en las distintas capas para el secado. Este método de secado -de interior a exterior- es más eficaz, ya que se reduce el tiempo de secado y mejora la calidad del acabado de la pintura.

Entre las principales ventajas de la utilización de equipos de infrarrojos de onda corta destaca que no necesita tiempo de precalentamiento o enfriamiento, la reducción de los tiempos de secado de las pinturas de base disolventes y base agua, su eficiencia -alta calidad de los acabados y menores costes- y que están especialmente diseñados para reparaciones puntuales y no para el secado completo del coche, permitiendo grandes ahorros de energía.
La gama que CaarQ pone a disposición del taller consta de cinco modelos: 1189, 1190, 1191, 1195 PCI y 1196 PCI SDST. En todos los casos, poseen un regulador de altura para trabajar sobre diferentes piezas y partes del vehículo.
La diferencia entre los modelos 1189, 1190 y 1191 estriba en la cantidad de tubos de lámparas (cada una de ellas de infrarrojos de 48 mm., con potencia de 1 kw y una vida útil de más de 8.000 horas), ya que el 1189 tiene un único tubo, 2 el 1190 y 3 el 1191. En los tres casos, además, el panel de control es simple y fácil de operar y permite ajustar el tiempo y la potencia de secado. Y en los modelos 1190 y 1191 es también posible elegir trabajar con uno o varios tubos. Por ello, mientras que el primer modelo es el indicado para pequeñas reparaciones, el 1190 y, especialmente el 1191 lo convierten en ideal para reparaciones medianas y grandes.
Por su parte, los dos modelos de gama alta, 1195 y 1196 incorporan tres tubos y un panel de control inteligente (PCI), digital, muy simple y fácil de operar y que permite ajustar el tiempo, la potencia de secado, distancia, sustrato, etc. así como establecer y programar varias funciones automáticas. Están destinados ambos al secado de reparaciones medianas y grandes y la disposición de sus pantallas permite un precalentamiento más rápido y tiempos de secado más cortos. El 1196 posee, además, la función DSTS: sensor de distancia y tiempo automático y la función "pulse".
CaarQ es la marca de Refinish Caar S.L., un proyecto empresarial que nace como iniciativa de cuatro de los principales distribuidores de productos de carrocería y pintura en el mercado ibérico, con el respaldo de más de 20 años ofreciendo soluciones a los sectores de automoción e industria. En la actualidad, la empresa cuenta con delegaciones en Cataluña, Aragón, Levante, Islas Canarias y Portugal, y se encuentra en plena fase de expansión de su red comercial.