El taller Ponce Miota, con sedes en Valencia y Torrente, es el primer taller de la red Repanet, de Standox, que consigue la certificación Tüv Rheinland.

José Ponce, su gerente, subrayó al respecto que esta certificación "es importante porque está basada en estándares internacionales de servicio y además refleja nuestra filosofía de mejora para dar un servicio excelente a nuestros clientes".

Ponce Miota abrió sus puertas en 1995 y siete años más tarde extendió su actividad de mecánica a trabajos de carrocería. En la actualidad cuenta con un total de 44 trabajadores y cerca de 10.000m2 de instalaciones repartidos entre dos talleres.

Hace dos años, el taller se unió a la red Repanet, pues el gerente sabe que el futuro de los talleres pasa por ser abanderados. "Pertenecer a la red  Repanet nos ha permitido seguir evolucionando con profesionalidad y formación, lo que nos ha ayudado a aceptar nuevos retos de mercado y superarlos con éxito".

"Estamos satisfechos de haber conseguido la certificación Tüv Rheinland, un proceso en el que nuestros trabajadores han sido clave y en el que hemos recibido todo el apoyo necesario de la red", concluyó Ponce.

En la segunda auditoría que la certificación Tüv Rheiland exige, Ponce Miota consiguió un 92% del cuestionario, alcanzando la calificación de cinco estrellas.