La compañía PPG sigue poniendo a disposición de los talleres de carrocería su saber hacer en metodología Lean Six Sigma, con el objetivo de mejorar la eficiencia y rentabilidad de los reparadores de chapa y pintura. La última acción formativa, dirigida a responsables y cuadros intermedios de grandes cuentas, tuvo lugar en Madrid los pasados 28 y 29 de mayo.

La metodología Lean Six Sigma funciona, pues mejora todos los ratios de eficiencia del taller y su rentabilidad. No es de extrañar, entonces, que cada vez sean más los talleres que solicitan participar en las acciones formativas impartidas por el Departamento de Formación Gerencial de PPG, que lidera Ildefonso Jiménez.

El último curso, impartido en Madrid, concitó el interés de responsables y cuadros intermedios de grandes empresas de venta y reparación de vehículos. En unos casos para tener una primera toma de contacto con la metodología, en otros para avanzar en sus conceptos y proseguir con la implantación iniciada en sus talleres de carrocería.

El curso abordó los orígenes y evolución de la metodología Lean Six Sigma hasta concretarse en su aplicación a la organización de un taller de chapa y pintura.

"Los asistentes pudieron familiarizarse con los conceptos fundamentales de esta metodología orientada a la búsqueda incesante de la excelencia en la gestión del taller, identificaron los beneficios derivados de su implantación en áreas como la mejora de procesos, la eliminación de fallos, tareas duplicadas y tiempos muertos o la optimización del servicio de atención al cliente", expuso Jiménez.