Los procesos de reparación y repintado deben adaptarse cada vez más a daños pequeños o moderados en los vehículos. En R-M, marca Premium de pintura perteneciente al grupo BASF, trabajan en ampliar su gama de productos de secado ultravioleta para garantizar un proceso rápido, eficiente y sostenible.

Una de las novedades que completarán el proceso es la posibilidad de elegir la imprimación aparejo gris más apropiada para cada reparación y conseguir un mejor resultado de color. Las tres versiones de la imprimación aparejo se han desarrollado para utilizarse con tecnología UV y, como ya sucedía con la versión original, se trata de soluciones monocomponentes. En consecuencia, la reparación puede efectuarse más rápidamente, ya que este producto no debe mezclarse con ningún otro aditivo ni endurecedor.

Además, R-M completa su portfolio de productos UV con la incorporación del B 2530 STOP UV Light, una masilla de secado UV que, al igual que sucede con la imprimación aparejo, ayudará al taller a reducir los tiempos del proceso de reparación de forma sencilla.

En comparación con los métodos de secado convencionales, la tecnología UV permite a los talleres de carrocería reducir su consumo de energía y reducir los tiempos de proceso. “La radiación UVA permite un secado especialmente rápido”, destacan desde R-M, que ofrece asesoramiento para aquellos pintores que nunca antes hayan utilizado la tecnología ultravioleta.