MaxMeyer, destacado fabricante de pinturas, ha revisado y mejorado su servicio de Garantía de por Vida, para apoyar y optimizar el negocio de los talleres de reparación de chapa y pintura que apuestan por la calidad y el beneficio del cliente final.

Así, la firma, gracias a esta potente herramienta comercial, tiene la certeza de que las operaciones realizadas por su taller de confianza estarán garantizadas hasta el día en que se deshaga de su vehículo.

Mediante el programa de Garantía de por Vida de MaxMeyer, la durabilidad de cualquier trabajo de pintura que se haya realizado de acuerdo con los niveles de certificación del mismo estarán garantizados por escrito, con absoluta transparencia y ofreciendo un proceso de reparación y una imagen del taller que ganan en calidad para conseguir un cliente más satisfecho.

"Estamos tan seguros de la calidad de los productos MaxMeyer que el conductor no tendrá que preocuparse por eventuales cuarteamientos, pérdidas de brillo o adherencia en la zona reparada", recalcan sus responsables.

MaxMeyer ayuda al taller a mejorar sus procesos proporcionando soluciones de la más alta calidad, productos que garantizan reparaciones acordes al nivel de exigencia del programa de Garantía de por Vida.

Se trata de un valor añadido, sin coste adicional, que incrementa la fidelidad del cliente, su satisfacción con la experiencia de taller, y lo más importante, "nos asegura que volverá a confiarnos su vehículo en el futuro".

Para ello, el fabricante de pinturas pone a disposición de los talleres un servicio de auditorías técnicas del área de pintura que, de manera continua, garantizan la aplicación de los mayores estándares de calidad en la reparación: tanto en la vertiente humana como en la del equipamiento.