Spies Hecker presentó recientemente su nueva gama de aditivos de color para barniz Permasolid, ofreciendo así una solución para las reparaciones en los vehículos pintados de serie con este tipo de acabados especiales. La firma complementa este lanzamiento con la oferta de cursos de formación y asesoramiento técnico sobre su uso.

Alfa Romeo, Ford, Mazda, Opel, Peugeot o Renault son tan solo algunas de las marcas que están empezando a ofrecer a sus clientes coches con colores y acabados cada vez más imaginativos y elaborados.

Una de las técnicas que utilizan para lograr tonalidades más brillantes y llamativas son los barnices con color. Esto supone una ventaja para los conductores, que tienen más posibilidades de elegir un coche "a la medida", pero puede producir grandes quebraderos de cabeza a la hora de realizar una reparación en uno de estos acabados.

Por esa razón, Spies Hecker desarrolla una nueva gama de productos que da respuesta a la necesidad de los talleres de contar con una tecnología que permita afrontar este tipo de reparaciones de manera rápida, eficaz y precisa: los aditivos de color para barniz Permasolid.

Para reparar este tipo de acabados especiales no solo es necesario disponer de la tecnología adecuada, sino que también es preciso conocer las particularidades de uso y reparación de los barnices tintados. Spies Hecker ha creado también una serie de herramientas que facilitan al máximo la labor de los profesionales a la hora de realizar estos trabajos.

Los pintores tienen a su disposición tanto cursos específicos de formación como hojas técnicas en la que se explica en detalle el proceso de reparación de los colores lacados con este tipo de barnices. Todo ello con el objetivo de "ofrecer a nuestros socios el mejor apoyo y asesoramiento posible para su labor diaria".