En los últimos diez años, el blanco se ha convertido en el color de coche más popular, representando un estilo contemporáneo y una conciencia medioambiental. Como parte de esta tendencia, muchos fabricantes de automóviles han lanzado efectos especiales de blanco, pero representan todo un desafío cuando deben ser reparados, según Harald Klöckner, director de Formación de Standox para Europa, Oriente Medio y África.

Estas pinturas de efecto perlado, tales como Mineral White de BMW o el Mystic White de Mercedes, constan de dos capas de pintura base y consiguen en el coche diferentes tipos de efecto cuando se observa desde ciertos ángulos. Repararlos requiere un complejo proceso de aplicación tri-capa.

Para apoyar a los profesionales del repintado, Harald Klöckner ofrece los siguientes consejos:

1. La preparación de placas de muestra es vital

“El factor crítico para pinturas de blancos nacarados es la capa de efecto”, señala Klöckner. “Para lograr la igualación más aproximada a la pintura original necesita utilizar placas de muestra”. Se recomienda producir tres placas de muestra con el color base antes de iniciar el proceso de aplicación. La aplicación de cada una de las tres placas debe ser diferente: la primera placa, con una capa de efecto; la segunda con dos capas; y la tercera placa con tres capas de efecto. Debido al diferente número de capas de pintura en cada placa de muestra, el efecto perla varía y los pintores pueden decidir en cuál de las tres se consigue la mejor igualación con el original.

2. Marcar las placas de muestra con cuidado

Un paso aparentemente simple, pero que no se debe olvidar en la preparación de las placas de muestra. Según el experto de Standox, hay que tener en cuenta el número de capas de aplicación de efecto en la parte posterior de cada placa. “De lo contrario, se pueden perder rápidamente la cuenta del número de capas”.

3. Pintar siempre las piezas del coche a la vez

Para la reparación, los pintores deben aplicar, en primer lugar, el color base a la zona dañada hasta lograr una buena cubrición, y luego difuminarlo en las zonas adyacentes. “La igualación del color de las áreas adyacentes es esencial”, señala Klöckner. “Además, cuando se reparan colores tri-capa, nunca se deben pintar las piezas del coche por separado, siempre juntas”. Antes de aplicar la capa de efecto, se deben eliminar cuidadosamente el polvo y los restos de la aplicación porque si no la siguiente capa mostrará todas las impurezas.

4. El número de capas aplicadas es fundamental para lograr una buena igualación

“Al aplicar la capa de efecto, se debe pintar de fuera hacía dentro, siendo recomendable utilizar un área de difuminado suficientemente amplia”, aconseja Klöckner. También es fundamental, según el responsable de Standox, que aplique exactamente el mismo número de capas que las de la placa de muestra que más se ajustaba al color original. “Eso le ayudará a lograr resultados impecables en el repintado de blancos perlados”.

En los 60 centros de formación de Standox en todo el mundo se organizan con regularidad cursos sobre pinturas de efectos especiales. Los talleres interesados encontrarán detalles de estos cursos en la apartado de formación de la página web de Standox.