El informe 2019 de Axalta sobre los colores más populares en pinturas para automoción demuestra que el año pasado el gris, presente en el 24% de automóviles nuevos, fue el color preferido en Europa. Superó al blanco que, con un 23%, seguía siendo uno de los colores principales en todo el mundo. El negro ocupó el tercer puesto en Europa. Juntos, estos tres colores representan dos tercios de la cuota de mercado y si se añade el plateado (10%), representan más de las tres cuartas partes de los vehículos nuevos. El azul (10%) y el rojo (6%) son los primeros colores “brillantes”.

Standox color 3

Para Elke Dirks, diseñadora de color para el sector OEM de automoción en Axalta para la región EMEA, el incremento del gris no ha sido ninguna sorpresa. “El gris representa funcionalidad y profesionalismo, estilo y elegancia. Un automóvil gris denota que el propietario no necesita llamar la atención con un color brillante. Gracias a los nuevos pigmentos y efectos, este color -que antes era relativamente discreto- ahora es muy elegante. Se tarda unos dos años en desarrollar completamente un color nuevo, por lo que ahora es el momento de reconocer las tendencias de color del futuro”.

Además de analizar las estadísticas de color y las características relacionadas con los clientes y los modelos, el equipo de colorimetría para OEM de Axalta también se fija en el mundo de la moda y el espíritu de la época. Dirks afirma que “cualquier cosa puede aportar pistas: desde las tendencias en el mundo de la moda, el mobiliario y los accesorios, hasta los artículos en revistas”.

Standox color 2

Pero no todas las tonalidades desarrolladas por Dirks y su compañera Christiane Lüdecke terminan utilizándose en un automóvil. A veces, un color falla por cuestiones relacionadas con el proceso de producción y otras veces se debe a que la fórmula de reparación no está bien desarrollada. Según Harald Klöckner, responsable de formación en Standox para la región de EMEA, “el desarrollo de pintura para un fabricante de automóviles no sólo incluye la pintura para OEM, sino también la pintura de reparación correcta, porque en algún momento los talleres deberán ser capaces de realizar un reparación perfecta de los daños de pintura”.

Standox mantiene un contacto periódico con sus colegas de pintura para OEM. “Esta colaboración facilita naturalmente el desarrollo de las fórmulas y pinturas de reparación adecuadas”, comenta Klöckner. Esta estrecha colaboración no es tan evidente, ya que no todos los fabricantes de pintura desarrollan pinturas posventa para la reparación de vehículos, y viceversa.

El desarrollo de una fórmula de pintura de reparación es un procedimiento relativamente largo. Este proceso incluye análisis microscópicos para identificar pigmentos, el cálculo de las fórmulas de mezcla y la producción de patrones de muestra, pintados por robots, para obtener un patrón de muestra neutro. Los resultados obtenidos se comprueban una y otra vez y se ajustan. Standox desarrolla aproximadamente 60 nuevas fórmulas de mezcla, que cada semana se incluyen en su programa de gestión online del color Standowin iQ.