Dentro de la red Repanet de Standox, se encuentran varios talleres donde las mujeres sustentan cargos relevantes. Es el caso de Maite Rodríguez, gerente de Talleres Jarama de Terrassa, quien hace 30 años que se encarga de planificar, organizar, dirigir, coordinar y participar en la gestión cotidiana del taller.

“Es cierto que los talleres son socialmente espacio de hombres, pero la realidad es que somos muchas más mujeres de las que parece las que trabajamos aquí dentro: ya sea desarrollando una labor como mecánicas o bien como recepcionistas, gerentes o supervisoras de talleres. Cada uno de estos cargos es imprescindible para poder ofrecer un servicio profesional y de confianza”, subraya Maite Rodríguez.

Por su parte, Montse López, gerente de Taller Rafael Gascón de Les Franqueses del Vallès (Barcelona), explica que, a lo largo de sus 17 años de carrera profesional en el taller, ha visto cómo el papel de la mujer en los talleres ha dejado de ser sólo la gestión administrativa para llegar a ser la persona de referencia del taller. “Es decir, la persona sobre quien recae la máxima responsabilidad del taller y, a su vez, la que construye una relación de confianza con los clientes”, señala López.

En opinión de la gerente, “ha sido complicado, ya que este gremio es tradicionalmente masculino pero, poco a poco, hemos ido haciéndonos un hueco hasta llegar a dirigir nuestras propias empresas de reparación de automóviles. Hoy podemos decir que hemos conseguido que la figura de la mujer como responsable del taller esté reconocida por todos”.

Lídia Turégano, pintora del Taller Mapfre de Alcalá de Henares (Madrid), explica que “ya sabemos que los talleres de coches son un entorno tradicionalmente masculino y, por esta razón, trabajando duro y posiblemente recorriendo un camino más largo, he conseguido el respeto y reconocimiento de mi trabajo”. En opinión de esta profesional, “aún falta mucho por recorrer, ya que sigue siendo muy minoritaria esta profesión entre las mujeres”.

Desde Standox, Miguel Egido, director de Marketing de Axalta en España, declara que “hay que fomentar y naturalizar la figura de la mujer en el taller y esto debe hacerse empezando por la formación profesional, continuando a través de la inserción laboral de todas ellas en los talleres y, finalmente, logrando borrar los estereotipos sociales que aún existen al ver una mujer trabajar en un taller de coches”.