Diseñado a partir de la gama de colores ChromaDyne de Axalta, desarrollada para fabricantes de automóviles, StarLite es un tono blanco claro y reflectante, que utiliza el proceso tricapa de Axalta, formulado con partículas perladas sintéticas, para crear un llamativo efecto perlado. Este sofisticado color se ha diseñado, según sus creadores, "para lucir un acabado asombroso en vehículos de cualquier tamaño, proporcionando al mismo tiempo beneficios funcionales".

“Desde el punto de vista de la popularidad, este es un año ideal para que StarLite destaque como un referente en la industria de la automoción”, comenta Nancy Lockhart, responsable de Marketing de Color en Axalta para Norteamérica. “Aunque los automóviles blancos se ven por todas partes, la creciente popularidad de los pigmentos perlados que reflejan la luz acentúa la función de StarLite como un color moderno y de lujo”.

El Informe global 2017 de popularidad de color en automoción de Axalta, que presenta las tendencias de color por zonas geográficas, daba a conocer el color blanco como el preferido en todo el mundo por séptimo año consecutivo. A nivel mundial, casi el 40% de los compradores optaron por un vehículo blanco en 2017, lo que supone un 2% más respecto a 2016. El blanco ha superado al negro, el segundo color más popular globalmente con un 23%, mientras que el blanco perlado, la categoría que incluye el color StarLite, subió un 4% hasta alcanzar el 13% en 2017.

“Los colores altamente reflectantes pueden contribuir a la funcionalidad de los vehículos sin conductor porque los colores más claros, como StarLite, son más fácilmente detectables por los sistemas LIDAR (“Detección y Localización mediante Luz”, por sus siglas en inglés)”, añade Lockhart. “Por eso, aunque puede que StarLite no se aplique a todos los vehículos con sistemas de detección autónomos, Axalta cree que estas tonalidades serán cada vez más importantes para los fabricantes de automóviles”.

A la hora de diseñar un vehículo, los fabricantes de automóviles tienen en cuenta muchos factores, incluyendo cómo protegerlo de las duras condiciones climáticas y en carretera, la seguridad, las emisiones y el consumo eficiente de combustible. Los investigadores en tecnologías energéticas del laboratorio de Berkeley demostraron cómo el color de un vehículo influye en el consumo de combustible y en las emisiones: al utilizar una pintura blanca o similar en un automóvil, en lugar de una pintura negra, se puede reducir el uso del aire acondicionado y aumentar la economía de combustible en un 2%, disminuyendo las emisiones de CO2 un 1,9% y otras emisiones del automóvil en cerca de un 1%.

Axalta inició el lanzamiento del color StarLite durante los días previos al Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica 2018, celebrado en Detroit (Michigan, Estados Unidos). Entre los eventos destacados se incluía la presentación de un vídeo en el programa de premios 'EyesOn Design', el pasado 16 de enero, aunque este color también será protagonista en la gala benéfica patrocinada por Axalta el día19 de enero, que es el mayor evento de recaudación de fondos en una sola noche en Estados Unidos.