Reparacionrapida2011El mercado de reparación de carrocerías se encuentra en constante evolución y con nuevas formas de negocio que, sin duda, debemos aprovechar, especialmente en momentos complicados como los actuales. Pero para ello debemos contar con los medios y conocimientos precisos. La reparación rápida, una excelente alternativa, brinda una alta rentabilidad.

La reparación rápida es un concepto relativamente nuevo, que entró con fuerza en el sector recientemente y con una notable voluntad por potenciar estos innovadores sistemas de reparación. Han pasado unos años y los propios talleres han perfeccionado los sistemas de venta de este servicio y su capacidad productiva.

Pero debemos aclarar que la reparación rápida no siempre va unida a la velocidad de las operaciones, sino a escoger el mejor sistema para llevar a cabo una reparación. Tendremos en cuenta factores como el producto, su modo de empleo, la fase del lijado, los infrarrojos,…

Si el proceso es correcto, la consecuencia inmediata es un mayor volumen de vehículos a reparar y ahorro de los costes ocultos. El taller, lógicamente, contará con una área especial dedicada exclusivamente a este tipo de servicio, para no interferir en el desarrollo normal de su actividad diaria. Tendencias señalan la recomendación de productos de secado por UV para conseguir un veloz endurecimiento.

El profesional responsable de un módulo de reparación rápida debe estar formado específicamente para esa función, y poseer un dominio de las nuevas técnicas de aplicación, sobre todo en lo referente a difuminados. El propio taller sabe que tiene en sus manos un negocio a explotar, una excelente oportunidad para diferenciarse de la competencia, captando nuevos clientes, fidelizando los ya existentes y mejorando la imagen de la empresa.

Una de las claves para lograr el éxito es la anticipación y profesionalidad en el proceso. En muchas ocasiones, por ejemplo, los productos son de secado rápido, pero los tiempos no son lo esperado. “Una búsqueda tardía de color o una elección errónea de la alternativa sin haber confirmado con una chapa de color pueden ser una auténtica losa para nuestro reloj de arena”, reflexionan en Madrid Paints.

La informática es un aspecto fundamental en la búsqueda de color, proporcionando información sobre el consumo y creación de historiales que antes no podían confeccionarse. Como toda evolución, una mayor información genera un buen conocimiento del medio: gracias a la informática es posible cuantificar la ganancia o pérdida de cualquier variable, para estipular nuevos procesos de trabajo adaptados a cada taller en especial.

Mercado

“Se trata de un servicio que se va implementando cada vez más: en la situación en la que estamos, los Reparacinrapida2011.2jpgtalleres buscan nuevas formas de conseguir más reparaciones y este servicio les puede ayudar a ello”, se sinceran desde Akzo Nobel, al tiempo que desde el Grupo PPG indican que la reparación rápida se mantiene constante debido a que es un proceso que ahorra costes dentro del propio proceso de reparación.

Ixell (Renault) apunta que la crisis global ha provocado que las compañías de seguros presionen a los talleres para reducir al máximo los costes. Por ejemplo, hasta ahora más del 90 % de las intervenciones de parabrisas eran sustitución y esta tendencia está cambiando hacia la reparación, pues resulta más económica.

Renault ha reaccionado ante este hecho y a lo largo de 2.010 trabajó con su red de concesionarios a través de tres líneas básicas: formación sobre reparación, desarrollo de un argumentario técnico-comercial e importantes descuentos adicionales para adquirir estos productos de reparación rápida.

Para Madrid Paints, el nivel de ventas es constante, aunque el crecimiento se ve afectado por diversos factores. “Hoy en día se busca un producto rentable, con calidad, pero sobre todo que sea económico”, recalcan.

Lechler, por su parte, considera muy rentable este tipo de reparación, y más si tenemos en cuenta que puede aportar un ahorro tanto de tiempo como de material, “significando un recorte en los costes del taller”.

Desde R-M nos quieren recordar que el mercado de la reparación de colisiones manifiesta un descenso continuo, con un incremento del número de pequeños daños. Estos daños, que presentan un tiempo de reparación inferior a un día, no se cubren por parte de las compañías de seguros.

Por el contrario, en Bossauto lograron mantener al alza sus ventas todo el año, gracias sobre todo a la calidad de sus productos y a su acabado de aplicación. Apuntan, como otras marcas, que debido a la situación actual, mucha gente prefiere reparar su vehículo antes de cambiarlo por otro.

Opiniones

R-M considera que la reparación rápida puede resultar fundamental para talleres que dispongan de una gran frecuencia de entradas, quieran ampliar su oferta de servicios (pequeñas reparaciones en combinación con lunas, tapicerías,…), ofrezcan reparar pequeños defectos causados en el transporte o busquen un negocio adicional rentable.

Los clientes que acudan a este servicio son los que le dan una gran importancia o valor a su coche, los vehículos de no más de cinco años o los usuarios que están dispuestos a pagar una moderada cantidad por una pequeña reparación.

Reparacionrapida2011.3“Actualmente la reparación rápida no es un reclamo fundamental”, asevera el Grupo PPG, que matiza que puede considerarse como una parte importante del mercado que explotan los talleres siempre y cuando desarrollen el servicio correctamente.

Insisten que, por un lado, han disminuido las expectativas que se generaron respecto a su potencial de facturación, aunque, por otro, los talleres han ido perfeccionando los sistemas de venta de este servicio, así como la capacidad productiva interna.

El sector tiende hacia una progresiva profesionalización: la importancia en la formación de los recepcionistas, técnicos del taller, inversiones en equipos y conjunto desarrollo de nuevos productos nos están llevando a escenarios futuros en los que será más asequible la creación de programas de reparación rápida de carrocería.

En Akzo Nobel intentan trabajar en la creación de productos que mejoren la calidad de la reparación, facilitando la labor del taller y mejorando su rentabilidad. Es por ello que se buscan nuevas tecnologías como el secado ultra violeta o nuevos formatos de aplicación (sprays).

La tendencia actual, recalca Ixell, es hacia la proliferación de servicios rápidos, para disminuir el tiempo que esté inmovilizado el vehículo y la saturación en los talleres. Del mismo modo, la presión de las compañías de seguros hace que aumenten las reparaciones en relación a las sustituciones.