Roberlo lanza una nueva solución para el proceso de reparación de carrocerías. Se trata de la masilla Vital, un innovador producto que no contiene estireno. Excluyendo este componente de la formulación “mejoramos notoriamente las condiciones del trabajador y mantenemos, a la vez, la garantía de calidad que caracteriza las masillas Roberlo”, aseguran desde la compañía.

Esta innovación aportada al sector del automóvil ya fue adoptada anteriormente en el sector de la construcción y el anclaje químico para poder mejorar las condiciones de sus operarios.

El nuevo producto de Roberlo se incorpora a la gama de masillas Multi ligeras, destacando por su facilidad de aplicación, permitiendo y garantizando al usuario final unos altos niveles de acabado, tanto para pequeñas como grandes reparaciones. Esta característica, junto a una alta facilidad de lijado y mejor adherencia, hacen de Vital una masilla de altas prestaciones.

Otra mejora en este producto es su olor. Con tan sólo abrir el envase, Roberlo asegura que el técnico se dará cuenta que está trabajando con un producto distinto a las masillas convencionales gracias a su aroma más limpio y natural.

Para entender todas las virtudes de Vital, Roberlo ha lanzado un vídeo promocional que muestra los avances de la nueva masilla.