El nuevo carro para almacenamiento de paragolpes de ZAPHIRO consiste en una estructura sólida y ligera de tubo de acero esmaltado anticorrosión. En sus postes verticales se sitúan hasta ocho barras regulables en altura, que permiten colocar otros tantos paragolpes de automóviles. Estos soportes están recubiertos de goma para evitar que las piezas se deslicen y puedan caerse, sobre todo durante su transporte. Este último resulta fácil y cómodo gracias a las dos ruedas situadas en la parte inferior del carro.

ZAPHIRO exhibirá el carro porta paragolpes en su stand de la feria Motortec Automechanika Madrid, que se celebrará del 13 y 16 de marzo en Ifema, además de una muestra del resto de su catálogo de equipamiento para el taller, como el banco regulable de aluminio, la estación de trabajo móvil, la silla rodillera Mr. Komodo o el soporte magnético para piezas pequeñas, así como otros de reciente incorporación, como la nueva silla de trabajo con ruedas, el panel reflectante para detectar pequeñas deformaciones y defectos en las superficies, y un carrete retráctil de manguera para aire comprimido.

Estos productos forman parte de la infraestructura necesaria para el normal desarrollo del día a día en cualquier taller de posventa, ya sea de mecánica, electricidad o de chapa y pintura, garantizando, según ZAPHIRO, una correcta organización y eficiencia del trabajo en el entorno inmediato de la reparación.