Las medidas de confinamiento durante la pandemia han generado mucha incertidumbre respecto a la formación dentro de las empresas. En muchos casos, esta formación era presencial y el 85% de los trabajadores apuestan por ella frente el e-learning, pero, según los datos de Hexagone, la adaptación al teletrabajo ha cambiado esta preferencia hacia un sistema a distancia conocido como Aula Virtual, en el que el profesor puede estar conectado a través de videoconferencia con el alumno.

Gaëlle Schaefer, directora de Hexagone, explica que “a pesar de la nueva situación y de tener que escoger nuevos sistemas de formación a distancia, los trabajadores pueden tener acceso a la misma formación que recibían antes de la pandemia. Tanto los cursos de Fundae como otros siguen estando activos para todo el mundo”.

Por su parte, las empresas buscan ahora la mejor forma de rentabilizar la inversión de la formación y aunque este año han visto trastocados sus planes, siguen apostando por la formación como valor seguro. De hecho, ocho de cada diez empresas prevén reforzar la formación de sus trabajadores en los próximos tres meses, según datos de la consultora de formación de idiomas para empresas.

En los últimos seis meses, la formación que más ha crecido ha sido la destinada a mejorar los idiomas. El inglés es el curso más demandado, tanto a nivel de perfeccionamiento general como enfocado a determinadas necesidades como las presentaciones online.

La nueva forma de teletrabajar ha generado una nueva forma no sólo de aprender, sino de necesitar ese conocimiento. Hoy en día existen nuevas necesidades de formaciones específicas enfocadas a esta nueva normalidad; por ejemplo, cursos de idiomas para hacer videoconferencias, para escribir e-mails en otros idiomas o para perfeccionar el idioma escrito para realizar informes o presentaciones.

A pesar de encontrarse teletrabajando, la consultora destaca que los trabajadores encuentran más tiempo para acceder a la formación a distancia y prefieren dedicar su tiempo para continuar ampliando sus conocimientos. “Una vez superada la fase de adaptación a la nueva forma de teletrabajo, la formación se adaptará y continuará su progreso con nuevos sistemas de aprendizajes que permitan continuar ampliando esos conocimientos tan necesarios de los trabajadores”. Casi ocho de cada diez trabajadores (79%) desearían acceder a más formación durante esta pandemia, según la empresa.

Desde Hexagone recuerdan que la formación dentro de la empresa es una de las motivaciones mejor valoradas por los trabajadores, además de permitir aumentar la productividad y el rendimiento de los empleados.