Según la última edición del Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de movilidad de BNP Paribas, el PVP medio del turismo que circula por las carreteras españolas alcanzó en 2015 los 24.455 euros, volviendo a crecer (2,3%) por tercer año consecutivo, con lo que se sitúa en el rango más alto desde 2011.

Por el contrario, el precio medio del turismo destinado al canal de empresa se situó en 27.710 euros, lo que motivó que la inversión para adquirir un vehículo descendiera el 4,4%, mientras que los dedicados al renting rebajaron su coste medio un 1%, hasta los 28.023 euros, siendo los de mayor valía a pesar del descenso.

En el segmento de los comerciales, el precio medio volvió a retroceder y se situó en 23.363 euros. Los comerciales dedicados al renting alcanzaron un coste medio de 20.801 euros, lo que supone una rebaja del 2,8%, mientras que la media del canal de empresa quedó cifrada en 23.277 euros, con lo que todos los segmentos se acercan a los precios medios registrados en el año 2011.

Por su parte, la edad de renovación de los coches pertenecientes a particulares se rebajó en dos décimas porcentuales, mismo lapso que para los de alquiler, que alcanzan los 1,5 años de media y supone la franja más baja desde el inicio de la década. Por su parte, las empresas vuelven a situar, al igual que en 2012, en los 3,7 años de media la renovación de sus vehículos.

Los vehículos comerciales mantienen el equilibrio del último lustro, aunque los dedicados al alquiler son los que mayor variación (a la baja) han registrado en el tiempo medio de posesión, que se situó en 2,5 años en 2015. Para los de empresa la media de renovación desciende hasta los 4,3 años, la más baja desde el inicio de la década. En el caso de los particulares, la media se mantiene en los 11 años, siendo el canal más lento en rebajar la edad media de posesión.