Las búsquedas de todoterreno crecieron un 23,8% en la última semana a raíz del temporal “Filomena”, según los datos de Autocasión, el portal vertical de automoción de Sumauto, motivado tanto por las prestaciones de estos vehículos para poder circular en las condiciones más adversas, como por el grupo de los “Ángeles en 4×4”, que ayudó a centenares de personas a desplazarse por Madrid por motivos de urgencia.

Dentro del auge general del 4×4, un vistazo a los modelos más demandados constata para Autocasión que hay un todoterreno para cada conductor. Así, el Jeep Wrangler, un modelo aspiracional con un aura de aventurero, registró un crecimiento del 209% en las visitas a los anuncios en el mercado de ocasión, mientras que el Toyota Land Cruiser, algo menos “salvaje” y con una estética que puede pasar más desapercibida en el entorno urbano, aumentó un 280% en las visitas a sus anuncios en el portal en la última semana. Finalmente, el Suzuki Jimny, el 4×4 más asequible del podio, aumentó en un 227% las visitas a los anuncios en el mercado de VO.

De este modo, el mercado de segunda mano canaliza de nuevo las aspiraciones de los conductores, tan marcadas por las circunstancias actuales. Y lo hace con un tipo de vehículo que apenas pierde valor residual, lo que lo hace muy atractivo para todos los bolsillos, pues se deprecian menos que otros segmentos.

Según Autocasión, “a pesar de perder el favor del público y del mercado en detrimento de los SUVs, los auténticos 4×4 han vuelto a escena por la puerta grande. Su mayor precio fue un hándicap durante la crisis de 2008 cuando durante el 'boom' económico estuvieron tan de moda. Tampoco ayudó que estuvieran tan gravados fiscalmente cuando entró en vigor el Impuesto de Matriculación por tramos. Y, por último, empezaron a estar en el ojo del huracán a raíz de la preocupación en las ciudades europeas por las emisiones, siendo de los primeros en sufrir las restricciones a la movilidad en las almendras urbanas”.