El primer cuatrimestre del año 2021 cierra con 850.043 vehículos fabricados, cifra que supone una caída del 13,4% de la producción, en comparación con el mismo periodo de 2019. Durante el mes de abril, se produjeron 187.819 unidades, que representa una caída del 16,4% respecto al mismo mes de 2019. “Se mantiene la comparación con los mismos meses de 2019 en lugar de 2020 porque, a causa del confinamiento estricto dictado por la pandemia del Covid19, las fábricas estuvieron cerradas todo el mes de abril”, informan desde ANFAC.

El desabastecimiento de microchips está suponiendo un importante lastre para alcanzar el ritmo deseado en la fabricación de vehículos, tanto en España como en Europa, y no es previsible que la situación mejore, al menos, hasta después del verano. A este contexto, hay que añadirle la menor demanda procedente de los principales mercados en Europa, que, aún a pesar de registrar cifras superiores de entregas a las conseguidas en el mercado nacional, siguen arrastrando significativos descensos en las matriculaciones en abril, como son el caso de Alemania (-26,1%), Francia (-25,4%), Reino Unido (-12%) e Italia (-17,1%). Igualmente, la recuperación de la demanda interna es fundamental según ANFAC, ya que uno de cada cuatro vehículos vendidos en España es de fabricación nacional.

Por tipo de vehículo, durante el mes de abril (en comparación con el mismo mes de 2019), la fabricación de turismos y todoterrenos ha sufrido un fuerte retroceso del 19,1%, con 147.468 unidades. Por su parte, la producción de vehículos comerciales e industriales ha tenido un ritmo similar con un descenso del 4,6% en el cuarto mes, hasta alcanzar las 40.351 unidades.

Analizando la producción por fuentes de energía, la fabricación de vehículos de cero y bajas emisiones en abril sigue marcando un ritmo ascendente, con un crecimiento del 143,4% respecto a 2019, acumulando 22.277 unidades (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP). Esto marca un incremento de la cuota de producción, que ya supone el 11,9% de la fabricación total de vehículos en España. Para el acumulado del año, la fabricación de los vehículos electrificados, híbridos y de gas suman 86.935 unidades, representando uno de cada diez vehículos producidos e incrementando por tres el ritmo de producción respecto a los dos años anteriores.

En el cuarto mes del año, los híbridos enchufables son los vehículos alternativos con mayor producción, 12.374 unidades fabricadas, con una cuota de producción del 6,6%. Por su parte, los eléctricos ya suponen el 3,2% de la fabricación total, con 5.931 unidades, siendo 4.914 de turismos eléctricos. La fabricación de vehículos electrificados ha aumentado su ritmo en los últimos meses, siendo el 81,3% de la producción de vehículos alternativos durante el primer cuatrimestre. Por su parte, la fabricación de vehículos de gas natural (-31%), GLP (-42,1%) e híbridos convencionales (-77,9%) representan solo el 2,1% de la producción total nacional.

Por otro lado, las exportaciones cayeron un 13,8% en abril respecto al mismo mes de 2019, con 159.247 vehículos enviados fuera de nuestras fronteras, mientras que en el primer cuatrimestre se han exportado 726.584 unidades, lo que supone una reducción del 7,4%.

El mercado europeo representa siete de cada diez envíos que se realizan al extranjero. En abril, las exportaciones dentro de Europa se redujeron un 17,2%, donde solo dos países del Top 5 de destinos de exportación como Francia (+15,7%) y Turquía (+107,6%) aumentaron su adquisición de vehículos españoles. El resto de los continentes no ha tenido un mejor comportamiento. El ritmo de exportación hacia los destinados ubicados en América se redujo un 4,6% por el fuerte descenso de Estados Unidos (-86,1%), al igual que África, que se reduce un 13,9% principalmente relacionada con la caída de la exportación a Argelia (-71,4%). Por su parte, Asia aumentó su demanda un 20% gracias a la gran mejora de Japón como destino (3162,7%).